El nuevo presidente de la Academia de Estudios Fiscales, Pedro Carrión, dice que las facilidades que se le han dado a sectores como el agropecuario y autotransporte, lo único que han provocado son abusos en las deducciones.

Y en otros casos como el tema de salarios y previsión social no se actúa porque hay costos políticos si se gravan, denuncia. Se están aprovechando de las deducciones que no requieren comprobantes para los autotransportistas y el sector agropecuario, comenta el especialista. Son situaciones que se originan por las mismas condiciones en que trabajan, pero se están dando abusos cuando deducir un gasto lleva varios pasos .

Esto forma parte de los beneficios que la propia ley les da, destaca, por medio del Impuesto Sobre la Renta (ISR), un gravamen que tiene casi 100 años operando en nuestro sistema tributario.

Pero con el paso del tiempo, considera el fiscalista, ya es hora de revisarlos para evitar beneficios a lo que ya no se justifican. De los gastos fiscales, también menciona el relacionado con los salarios en materia de previsión social. Ver cuáles sí deben seguir quedando exentos porque considera que hay un costo político el gravarlos como ingreso.

Se debe poner un tributo a todo lo que sea considerado una ayuda en especie o un apoyo inmediato al trabajador, considera. En cambio se debe mantener el beneficio en los planes de retiro para que sea un verdadero ahorro de largo plazo.

En ese sentido criticó que el IETU finalmente está gravando la generación de fuentes de empleo y no a la persona física. No estimula el empleo porque no permite deducir los salarios .

Por eso es que Pedro Carrión se inclina más porque la reforma fiscal se vaya por el ISR más que generalizar la tasa del IVA que afectaría a los más desprotegidos.

Hay mucho qué sacarle al impuesto directo, para lo cual se tienen que revisar las tarifas para las personas físicas para que sea más equitativo. No pueden seguir conviviendo dos impuestos como el ISR y el IETU. No hay sincronía .

Impuestos ecológicos

Para el Presidente de la Academia de Estudios Fiscales, otro ángulo que debería contener la reforma fiscal es el de los impuestos ecológicos. Se puede incrementar la recaudación de los ingresos tributarios con el pago de gravámenes para el uso de plástico PET.

Los que reciclen este material podrían solicitar devoluciones de impuestos.

lflores@eleconomista.com.mx