El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes del subsidio de desempleo subió la semana pasada, reportaron datos gubernamentales publicados el pasado jueves.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo aumentaron a una cifra desestacionalizada de 339,000 desde 331,000 la semana previa, dijo el Departamento del Trabajo.

El pronóstico de varios economistas sugería que las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo bajarían a 330,00 en la semana que terminó el 8 de febrero.

El promedio móvil de cuatro semanas para las nuevas solicitudes, consideradas una mejor medición sobre las condiciones subyacentes del mercado laboral porque elimina la volatilidad semanal, subió a 336,750 desde 333,250.