Scotiabank tiene una mejor perspectiva de la economía mexicana para el 2020, año en el que espera que ésta crezca 1.0 por ciento. En el 2019 el consenso es que el el Producto Interno Bruto (PIB) registre una  variación nula.

Adrián Otero, quien en junio pasado asumió como nuevo director general de Scotiabank México, en sustitución de Enrique Zorrilla, destacó que este banco tiene una total confianza en el gobierno actual, aunque reconoció que inquieta un poco el tema de la percepción de incertidumbre.

“Yo siempre digo que cuando hay un cambio se genera esa incertidumbre. Ya pasamos el primer año de gobierno, que siempre es una curva de transición y hay que tomarla muy rápido, y lo que necesitamos es que la Iniciativa Privada y el sistema financiero estemos apoyando, en la parte que nos toca, seguir apoyando con todo este tema de crecimiento, para que podamos aportar la parte que nos corresponde y ayudemos también a este tema del crecimiento”, dijo.

Interés en infraestructura

El banquero destacó el interés de esta institución en participar en el financiamiento de proyectos de infraestructura que se anunciaron recientemente y con ello contribuir al crecimiento de la economía.

“Vamos a tener una reunión para entender estos proyectos y hacerlo de forma proactiva. Nosotros tenemos dos formas de participar: una es conocer más a detalle de qué se tratan y la otra es llegar con nuestros clientes de la parte de empresas, corporativo y hasta las mismas pequeñas y medianas empresas (pymes) que van a participar en estos proyectos. Pero lo más importante es que queremos tomar una posición proactiva. Estamos interesados principalmente en el tema de las carreteras.

“Creemos que la parte de energía es muy importante. Hay un potencial enorme en esta parte de crecimiento. Uno de los temas que más ha seguido el gobierno federal es la parte de Petróleos Mexicanos y lo vemos positivo”, expresó.

Crecimiento de doble dígito

Adrián Otero comentó que, en este entorno en el que se espera un repunte de la economía, Scotiabank tiene el objetivo de crecer a doble dígito en la colocación de crédito en el 2020, y mantener el liderazgo en productos como hipotecas y crédito a corporativos.

“Nosotros estamos bien capitalizados, fuertes, con muy bajos niveles de cartera vencida y una estimación de crecimiento de doble dígito. Hemos invertido, nos estamos transformando.

eduardo.juarez@eleconomista.mx