En los últimos 15 años, la presencia de empresas coreanas en México ha venido en aumento. Esta situación quiere aprovecharla el banco español Santander para atender sus necesidades financieras.

En esta línea, Santander México y K-Sure, agencia gubernamental para la promoción del comercio exterior de Corea del Sur, firmaron un memorando de entendimiento por 500 millones de dólares para financiar a empresas de esa nación que se instalen o ya estén instaladas aquí, así como transacciones de exportación de productos y servicios coreanos al país.

En México, de acuerdo con información oficial, existen más de 1,700 empresas de origen coreano, principalmente en sectores como ciencia y tecnología, automotriz y energético.

El comercio total entre ambas naciones ascendió en el 2015 a 17,500 millones de dólares, mientras que Corea del Sur creció en 24 veces su inversión aquí desde el 2000 al 2015, y es actualmente el sexto socio comercial y el segundo país inversionista proveniente de Asia.

Dicho acuerdo se da en el marco de la visita que funcionarios coreanos sostienen en México desde hace unos días.

Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo de Santander México, refirió que con este memorando, el banco de origen español y K-Sure cooperarán en el impulso de la relación comercial entre ambas naciones, destacando el liderazgo que la institución financiera ha desarrollado en el comercio exterior.

Nuestra presencia global nos distingue como aliados estratégicos para las empresas, en este caso de Corea del Sur, que buscan ampliar sus horizontes y fortalecer su presencia en México, lo que tiene beneficios en el desarrollo de proveedores, tecnología, productividad y generación de empleos en las regiones del país donde operarán , explicó el banquero.

Kim Young-hak, presidente de K-Sure, destacó por su parte la importancia que han obtenido las empresas coreanas en México, y por ello la relevancia del acuerdo con Santander, que permitirá acompañarlas con financiamiento, a través de un banco con experiencia internacional, dijo.

K-Sure es desde 1992 la institución gubernamental de Corea del Sur que promueve el comercio exterior y la inversión de las empresas coreanas en el extranjero, actualmente alrededor de 30% de las exportaciones coreanas financiadas cuentan con garantía o póliza de este organismo.

El acuerdo contempla, además del financiamiento, que ambas instituciones fortalezcan su relación, compartiendo experiencias de negocios y cooperando en el desarrollo de recursos humanos con talleres, seminarios y otras acciones.

Habrá más competencia

Aunque aún no entra en operaciones, desde agosto del 2015, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó a un banco coreano, Shinhan Bank, operar en México.

De acuerdo con información del órgano regulador, esta institución atenderá precisamente las necesidades de financiamiento de empresas de ese país en México. Estas firmas operan principalmente en las industrias automotriz, del acero y electrónica. Se estima que este banco inicie operaciones formales este mismo año.

eduardo.juarez@eleconomista.mx