De continuar el ajuste mensual, el precio del litro de gasolina magna registraría un incremento de 11% en el año, consideró el Grupo Financiero Santander.

De acuerdo con el análisis realizado por la institución, al finalizar 2011, el precio de la gasolina magna ascendería a 9.72 pesos por litro, casi un peso más respecto a los 8.76 pesos en los que se vendía al público al cierre de 2011.

Explicó que en lo que va del mes, el precio del petróleo West Texas se ha reducido 13.6% o 15.49 dólares por barril, por lo que conforme esto se traslade en disponibilidad del energético a las refinerías, el precio de las gasolinas tenderá a descender.

De hecho, señaló, el precio de los futuros de la gasolina a la apertura de hoy 'anticipa' una baja de alrededor de 8% al cierre del año.

Pero en tanto esto ocurra, manifestó, 'consideramos que la Secretaría de Hacienda seguirá con el ajuste mensual de precios en el mercado local. Si continuara el ajuste mensual como hasta ahora, el precio al final del año sería de 9.72 pesos por litro que representaría un incremento de 11% en el año'.

Recordó que tan solo ayer el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, reveló que el subsidio a los precios domésticos de la gasolina podría ascender a 170,000 millones de pesos.

Ello, refirió, debido a las condiciones actuales en los mercados internacionales del precio del energético y su diferencial respecto del precio al que se comercializa internamente, lo que puede llevar a que el monto del subsidio alcance esos niveles.

No obstante, el grupo financiero destacó que el precio de la gasolina en México es menor en 3.29 pesos por litro o 26% respecto del precio de Estados Unidos.

En mayo el precio promedio de la gasolina regular en Estados Unidos ha sido de 4.02 dólares por galón, que implica un precio por litro de 1.062 dólares, y traducido a la moneda local por un tipo de cambio de 11.72 pesos por dólar implica un precio de 12.45 pesos por litro, mientras que la gasolina magna se vende en 9.16 pesos por litro.

La Secretaría de Hacienda menciona que el ajuste mensual que se realiza en los precios de los energéticos, particularmente en gasolina y diesel, es un asunto de responsabilidad económica, ya que ello permite aminorar el impacto negativo en las finanzas gubernamentales en los periodos en que el precio internacional está por arriba del precio fijado internamente.

DOCH