En el tercer trimestre del año, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) dato más amplio sobre el nivel de la deuda representó 46% del Producto Interno Bruto (PIB), un crecimiento de 5.2 puntos porcentuales respecto del mismo periodo del 2014.

De acuerdo con el tercer reporte trimestral de finanzas y deuda pública, dicho saldo ascendió a 8 billones 301,911 millones de pesos; es decir, 18.43% más que en el tercer trimestre del año anterior, que era de 7 billones 10,039 millones de pesos.

Este incremento es un tema que analistas califican de preocupante, ya que el gobierno cada vez gasta más en pagar el costo de la deuda, lo que implica reducir o eliminar recursos para otros rubros.

En su momento, José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), indicó que en el 2014 se pagaron más de 350,000 millones de pesos en el costo de la deuda.

Si en los primeros siete meses del 2015 el costo financiero fue de más de 230,000 millones de pesos, es muy probable que al cierre del año supere los 400,000 millones de pesos , sin embargo, el reporte de Hacienda data que esta cifra ya fue superada, dado que de enero a septiembre de este año, los RFSP sumaron 474,870 millones de pesos.

Por su parte, el senador Mario Delgado aseguró que si se mantiene esta tendencia de crecimiento en la deuda y del pago de intereses, para el 2018, el saldo histórico de la deuda llegará a representar 60% del PIB.

Lejos de proponer una ruta de equilibrio, más bien, el gobierno propone un aumento muy grave de los requerimientos financieros del sector público de hasta 10 puntos porcentuales; nos estamos endeudando para pagar deuda .

Se estabilizará

Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda, comenta que a pesar de las perspectivas de los analistas, el saldo histórico de la deuda no es alarmante y se estabilizará.

En ese sentido, el paquete fiscal que busca una reducción del déficit con un ajuste en el gasto logrará que el nivel de endeudamiento sobre el tamaño de la economía se estabilice el año que entra, y en el 2017 se mantenga igual, y a partir del 2018 empiece a descender .

Destacó que, con la propuesta fiscal que se aprobó por parte de la Cámara de Senadores y de Diputados, el componente de ingresos donde se fijan los techos de endeudamiento y los requerimientos financieros del sector público, el saldo histórico de estos se estabilizará.

Recordó que los RFSP son una medida más amplia del endeudamiento del sector público que incluye no sólo al gobierno federal, sino también a las empresas productivas del Estado, a los bancos de desarrollo y otros ajustes contables.

La deuda del gobierno federal pasó de 30% en el 2014 a 33.2% del PIB al cierre de septiembre del 2015. En tanto, la deuda del sector público pasó de 37.5 a 43.5% del PIB.