Los salarios netos en el sector privado en Grecia cayeron 22.5% entre el 2010 y el 2011, en un contexto de profunda recesión y de flexibilización del mercado laboral, informó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El salario neto promedio de un empleado a tiempo completo bajó 22.5% en el 2011, pasando de 16,180 a 12,530 euros, o sea menos de la mitad de lo que gana un trabajador con nivel similar en Alemania, según los datos de este informe, dedicado al peso de las cargas fiscales y sociales en comparación con el coste del trabajo.

El salario bruto pasó de 20,457 a 15,729 euros, lo que representa una disminución de 23.1%, de acuerdo con la misma fuente.

De los 34 países examinados en este informe, Grecia y Corea del Sur, aunque ésta en proporciones muy inferiores, son los únicos que registran una bajada de los ingresos netos y brutos en el año.

El sueldo neto promedio en Portugal, que disminuyó ligeramente, fue en el 2011 de 13,278 euros; es decir, superior al griego. El bruto aumentó ligeramente.

Según estos elementos, proporcionados a la OCDE por el Ministerio griego de Finanzas, el salario griego retorna a su nivel del 2006.

REMBOLSAR O NO: NUEVO DILEMA

El próximo gobierno griego tendrá que decidir si reembolsa a los acreedores privados que se negaron a participar en el programa de reestructuración de la deuda y en cuyas manos hay 436 millones de títulos de deuda que vence el 15 de mayo, informaron fuentes del Ministerio Finanzas heleno.

El actual Ministro no adoptará ninguna decisión antes de las elecciones legislativas anticipadas del 6 de mayo y Grecia va a cooperar en este caso con sus acreedores de fondos públicos, como son la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, según la misma fuente.

Este asunto, que podría empujar a los mercados a declarar al país oficialmente en cese de pagos, tendrá lugar a partir del 15 de mayo, fecha en que vencen 436 millones de euros en bonos, cuyos propietarios se han negado a participar en la reestructuración de la deuda soberana griega concluida el miércoles.

El remanente total de deuda que no participó en el canje es de unos 6,500 millones de euros. Después del 15 de mayo, otro vencimiento se producirá el 13 de septiembre por otros 184 millones de euros.

El Ministerio, no obstante, se abstiene de reiterar formalmente esta posición al anunciar el final de la operación.