En su informe mensual de junio la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) informó que el salario base de cotización tuvo un incremento anual de 5.1% y se ubicó en 408 pesos diarios; sin embargo, “el alza es explicada en buena parte por un efecto aritmético que resulta de la eliminación de puestos de trabajo de bajos salarios”.

Por zonas salariales, ambas registraron un descenso en comparación anual. En el caso de la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) la caída fue de 2.2%, mientras que para el resto del país fue de 4.1 por ciento.

En materia salarial, en términos reales, el salario base de cotización promedio de los trabajadores de la ZLFN se incrementó 2.7% llegando a 11,936.29 pesos mensuales; mientras que en el resto del país el incremento fue de 5.4%, es decir, 11,654.29 pesos mensuales.

En el informe que se presentó a los integrantes del Consejo de Representantes, la Conasami también abordó el comportamiento del empleo, en donde hay 11.3 millones de personas que se encuentran temporalmente ausentes de sus labores, 98.8% de ellos no reciben pago y 1.2% si lo reciben. Además, añadió, “la mitad de los trabajadores no tienen certeza de que regresarán a laborar”.

De los 12 millones de personas que dejaron de laborar, 5 millones eran mujeres y 7 millones, hombres. Dentro de cada grupo, significó una reducción del empleo de 23.0% para las mujeres y 21.0% para hombres, indica el informe de la Conasami que encabeza Andrés Peñaloza.

Revisiones salariales

Durante mayo se llevaron a cabo 97 revisiones salariales de los contratos depositados en la Jurisdicción Federal. Desde el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la cifra de revisiones ha disminuido, tan sólo el mismo mes del año pasado fueron 962, cifra diez veces mayor a la que actualmente se observa.

El número de trabajadores involucrados fue 20,516 mientras que hace un año fue de 174,437 para la misma fecha. A pesar del menor número de revisiones, las recuperaciones salariales se han mantenido, pues en promedio los trabajadores involucrados aumentaron sus salarios en 1.77% en términos reales y 4.7% en términos nominales.

Los trabajadores que obtuvieron los mayores incrementos salariales reales durante el mes fueron aquellos afiliados a organizaciones independientes del Congreso del Trabajo (2.92%) y a la Confederación Regional Obrera Mexicana (2.65 por ciento).

De los 20,516 trabajadores involucrados en revisiones contractuales, 96.8% laboraban en empresas privadas y el 3.2% en instituciones públicas. Los primeros recibieron incrementos salariales que en promedio fueron 1.81% en términos reales, para los segundos el aumento fue 0.55 por ciento.

[email protected]

rrg