Standard & Poor’s advirtió que las rebajas crediticias sobre soberanos de mercados emergentes continuarían superando las alzas de las notas, de acuerdo con IFR, un servicio financiero de Thomson Reuters.

De 20 soberanos con las mayores cantidades de deuda comercial en circulación, casi un tercio es vulnerable a una rebaja en la calificación y sólo tres están posicionadas para un alza, frente a riesgos cada vez mayores para la clase de activo.

Las señales apuntan a que las acciones negativas de calificaciones podrían seguir superando a las positivas el próximo año , indicó Moritz Kraemer, jefe de calificaciones de S&P.

Los candidatos más probables para una rebaja son Brasil, Rusia, Sudáfrica, Venezuela y Turquía, entre otros. Esos países mantienen un panorama negativo en su nota crediticia.

Kraemer destacó los grandes riesgos para los mercados emergentes en el 2016; el primero, una desaceleración más rápida de lo esperado en China.

Una aguda desaceleración en el mediano plazo afectaría más a las economías emergentes que dependen fuertemente de la producción de materias primas y de las exportaciones y/o tienen sólidos lazos comerciales con China , explicó Kraemer.

Creemos que Sudáfrica, Chile, Perú, Malasia, Colombia, Rusia, Tailandia, Brasil e Indonesia caen en esa categoría .

El siguiente gran riesgo es el excesivo apalancamiento financiero local. Kraemer destacó que Turquía, Venezuela y China son los más vulnerables según este criterio, seguidos por Rusia y Argentina.

El tercer gran riesgo es un endurecimiento de la liquidez internacional en la medida que la Fed suba las tasas de interés. Venezuela se encuentra entre los más susceptibles, mientras que China está menos expuesta.