Standard & Poor’s Global Ratings anticipó que las economías de mercados emergentes más grandes tendrán un desempeño relativamente bueno este año, en particular los países llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Para el 2019, sólo ve una desaceleración gradual del crecimiento en China y Rusia, una leve mejora en la India y un ligero repunte de las débiles tasas en Sudáfrica y Brasil, de acuerdo con la evaluadora internacional de riesgo crediticio.

En un reporte, expuso que los principales mercados emergentes enfrentarán condiciones de mercado inestables este año, en el contexto de perspectivas inciertas para el comercio mundial, las tensiones geopolíticas y las expectativas de precios más bajos para los productos básicos.

Este 2019 comenzó con un tono menos pesimista hacia los mercados emergentes, principalmente debido al cambio de política del banco de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos a una de más paciencia en su proceso de normalización de la política monetaria.

El cambio ha renovado la búsqueda de rendimiento y mayor apetito por activos de mayor riesgo, al menos temporalmente, alentando un aumento en el ingreso de capital a las economías de mercados emergentes desde principios del 2019, añadió.

Sin embargo, S&P Global Ratings consideró que en los mercados emergentes con debilidades los factores crediticios fundamentales permanecerán expuestos a costos de endeudamiento en moneda extranjera potencialmente mayores.

En este contexto, estimó que los bancos en los mercados emergentes pueden enfrentar presiones de salida de capital renovadas y monedas más débiles, lo que refleja un sentimiento frágil de los inversionistas.

Los prestamistas en algunos países enfrentan desafíos locales, incluidas incertidumbres políticas, sanciones internacionales o problemas de calidad de activos, refirió en el estudio titulado Los Bancos de BRICS, a prueba si Aumenta la Inestabilidad de las Condiciones Globales en el 2019”.