Grecia tiene un tercio de posibilidades de dejar la zona euro con un Gobierno futuro, dijo el lunes Moritz Kraemer, jefe del equipo de calificaciones soberanas de la agencia Standard & Poor's para Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA).

Sin embargo, Kraemer sostuvo que esta medida tendría consecuencias muy negativas y probablemente disuada a otros países de seguir su ejemplo.

Kraemer cree también que Grecia no saldrá de la zona euro bajo su actual Gobierno, e incluso si lo hiciera en algún momento a futuro es poco probable que el bloque se disuelva.

"Reconocemos que existe una posibilidad no trivial de que un Gobierno de Grecia (...) decida que después de todos estos esfuerzos (...) sólo le quede intentar romper" con la zona euro, sostuvo Kraemer en una conferencia de negocios en Tel Aviv.

Kraemer dijo que tal medida sería una decisión tomada por el Gobierno electo de Grecia y no por los políticos europeos, algunos de los cuales han estado especulando sobre esto. Incluso algunos países han exigido la salida de un país del bloque si no cumple las reglas.

"Si ese escenario sucede, y nosotros le damos a esto una probabilidad de alrededor de una de cada tres, creemos que las consecuencias para Grecia en lo social, en lo político y en lo económico (...) serían muy negativas, en realidad podría estar cerca de una crisis humanitaria", dijo Kraemer.

"Está claro que una salida de la zona euro sin financiamiento de la balanza de pagos crearía grandes dificultades para la población del país y creemos que si esto llegara a suceder (...) el efecto sería tan negativo que otros países probablemente lo pensarán dos veces antes de hacerlo", agregó.

RDS