Ante la crisis de la deuda y el aumento de coste de financiación, los Estados y los sectores inmobiliario y bancario están intentando reducir su deuda. El desapalancamiento, o la liberación de obligaciones, provoca un decrecimiento de la economía, según un informe de la agencia de calificación Standard & Poor's. La agencia de calificación prevé que el PIB español se contraiga un 1.7% este año y un 0.6% en 2013. La zona euro crecería solo un 0.4% en 2013, después de perder un 0.6% del PIB este año.

El Gobierno rectificó sus previsiones el 20 de julio, cuando anunció que Es paña caería solo un 1.5% este año, frente al 1.7% previsto anteriormente. El informe de S&P cuestiona así la visión más algo más optimista del ministro de Economía, Cristóbal Montoro, que justifica los recortes porque considera que son necesarios para crecer.

"Este proceso de desapalancamiento ha alcanzado distintos niveles en cada sector y país pero, a nivel global, creemos que aún faltan algunos años para que se acabe", considera el economista jefe de Standard & Poor's EMEA, Jean-Michel Six, "lo que aumenta la posibilidad de que 2013 se convierta en otro año de débil crecimiento".

Según el informe de S&P, algunas de las fragilidades del sistema económico europeo, que afectan también a las economías más fuertes del continente, pueden atribuirse a la reducción del volumen de negocio a registrado a nivel global en los últimos años, debido a que la demanda de los mercados emergentes crece de forma muy lenta. Pero las razones de que la economía europea se contraiga son, principalmente, problemas domésticos.

La permanente debilidad de la actividad económica en general y el deterioro de los fundamentos ha llevado a S&P ha revisar a la baja la previsión de crecimiento para toda la eurozona y Reino Unido. Para los 17 países que comparten la moneda única, la previsión de que su economía retroceda un 0.6% este año y recupere un mero 0.4% el año que viene, supone una reducción de las expectativas creadas en el anterior análisis de S&P: un estancamiento para este año (O%) y un crecimiento del 1% para el siguiente. Respecto al PIB francés, la agencia vaticina un crecimiento del 0.3% para 2012 y un 0.7% en 2013 (frente al 0.5% y 1%, respectivamente previstos previamente). Para Reino Unido, pronostica un avance del 0.3%, aunque S&P advierte de que el último pronóstico oficial del Gobierno británico ha tambaleado su análisis.

"Creemos que las economías europeas tienen un 40% de posibilidades para caer en una nueva doble recesión en 2013, particularmente si no crece la demanda en los mercados emergentes, alguno de los principales países de la eurozona deja de tener acceso a la financiación durante un periodo prolongado o si la reducción del consumo se acentúa", advierte Six.

En alianza informativa con CincoDías

RDS