La calificadora de riesgo Standard&Poor’s acaba de otorgar a Uruguay el grado de inversionista, según informó la agencia Bloomberg.

La agencia elevó la nota de Uruguay de BB+ a BBB-, lo que ya califica como grado de inversionista.

Se trata de la primera agencia que le dio la nota de excelencia a Uruguay, algo que el gobierno viene reclamando desde hace tiempo. Ahora se espera por Fitch Ratings y Moodys, las otras agencias de calificación que también tiene a Uruguay a un escalón del grado inversionista.

"La actualización se basa en las sólidas perspectivas de crecimiento económico Uruguay, y en la mejora de los indicadores fiscales y externos, mientras la inversión extranjera directa se fortalece y mejora la diversificación económica", dijo el analista de la empresa, Sebastián Briozzo, en un comunicado. "Las prudentes políticas económicas en los últimos años, respaldados por un amplio consenso político, han permitido a Uruguay para crecer rápidamente y reducir sus vulnerabilidades de crédito principales."

El país perdió su calificación de grado de inversión en febrero 2002, cuando la crisis empezaba a afectar la economía uruguaya, y después de que Argentina dejó de pagar $ 95 mil millones de la deuda, lo que desató una corrida de depósitos bancarios y una devaluación de la moneda en Uruguay. Hoy en día S&P califica Argentina con la nota B, cinco niveles por debajo de grado de inversión.

El fondo se tocó en mayo de 2003, cuando la compañía declaró al país en cesación de pagos, algo que se levantó un mes después, luego del canje con inversionistas.

La nota de BBB- califica a las compañías que se encuentran en buena situación al momento de ser calificadas, y permite establecer tasas de interés más bajas a la hora de colocar deuda en el mercado.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica