La agencia Standard & Poor's (S&P) matizó la baja en la calificación de la economía española y afirmó que ese país sigue siendo un emisor con una capacidad muy fuerte para cumplir con sus compromisos financieros" y sigue manteniendo "una nota excelente".

Este miércoles, la agencia calificadora rebajado un escalón la nota de la deuda española a largo plazo. La calificación ha pasado de AA+ a AA con perspectiva negativa, lo que deja abierta la posibilidad de nuevos recortes de rating a medio plazo. La noticia ocasionó un descenso del 2,99%, en la Bolsa de Madrid y que se suma a la caída del 4,19% del martes, informó el diario El País en su sitio web.

"En nuestra opinión, es probable que España sufra un largo periodo de bajo crecimiento económico, lo que perjudica la situación de sus arcas públicas. La previsión negativa refleja la posibilidad de otra rebaja si las finanzas públicas españolas evolucionan peor de lo que nosotros ahora prevemos", dijo la agencia en un comunicado y que fue retomado por el diario español.

La baja en la calificación de Standard and Poor’s se produce un día después de que degradara a bono basura la deuda griega , lo que originó bajas generalizadas en las plazas bursátiles del mundo. El martes la agencia bajó dos escalones el rating portugués hasta A-, lo que sirvió para que todos los ojos apuntaran a Lisboa como la siguiente pieza del dominó en el que se juegan su sostenibilidad los países de la periferia de la zona euro.

apr