Ahora fue Standard and Poor’s (S&P) la agencia que degradó la calificación de la deuda soberana de Grecia desde CCC hasta el nivel SD , que significa default selectivo .

En cualquiera de los casos, la calificación se encuentra en el escalón de emisores con un alto riesgo de caer en impago .

La acción se da tras conocerse la aprobación del Parlamento alemán para asumir las condiciones que permitirán al gobierno acceder al préstamo por 130,000 millones de euros que han ofrecido las autoridades comunes.

A una semana de que Fitch asumiera una acción similar con la nota del país helénico, S&P precisó que la degradación sólo alcanza a los bonos antiguos, es decir, los que ahora están en manos de los bancos, aseguradoras y fondos de inversión y que serán canjeados por los que incluyen una quita de 50.3 por ciento.

En un comunicado, la agencia explica que esta degradación resulta de la cancelación de deuda de ese país, lanzada el viernes pasado.

Analistas de la firma advirtieron en el comunicado que si el 12 de marzo se concluye con éxito el canje de bonos previsto, la agencia estudiará el regreso de la nota de la deuda helena hasta el escalón CCC donde se ubicaba.

Pero condiciona además esta acción para regresarla a la nota anterior, solo si se presentan suficientes tenedores de bonos para realizar el canje.

FITCH FUE EL PRIMERO

Desde la semana pasada, la agencia Fitch Ratings advirtió que el acuerdo griego y los acreedores privados, constituirá un default que motivará una degradación de la calificación soberana del emisor hasta SD , que es un default selectivo.