Si bien, en la primera semana del mes de febrero no se utilizará el estímulo fiscal en los precios de las gasolinas y el diésel, Francisco Arias, jefe de la unidad de política de ingresos tributarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicó que, a lo largo del año y con base en lo que se observe en los precios internacionales del crudo se utilizará el estímulo.

“El objetivo del estímulo es que los precios de la gasolina no crezcan en términos reales (...) el estímulo ha sido exitoso, en el sentido de que el precio no ha tenido aumentos en términos reales y vamos a seguir trabajando y monitoreando el precio para que no crezca en términos reales”, dijo Arias en conferencia de prensa.

Del 1 al 7 de febrero, la Secretaría de Hacienda decidió no utilizar el estímulo fiscal en la gasolina y el diésel, con lo que, los consumidores pagarán por completo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en cada litro de gasolina Magna, Premium y diésel.

Esta es la primera semana del año que los tres combustibles quedan sin estímulo fiscal, pues para la gasolina de menos de 91 octanos tipo Magna todavía fue de 1.11% del 25 al 31 de enero.

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, por cada litro de Magna, se pagará un IEPS de 4.950 pesos; mientras que por la Premium 4.180 pesos el litro y por el diésel 5.440 pesos.

Arias explicó que el estímulo fiscal que aplica la Secretaría de Hacienda sirve para mitigar la volatilidad en los precios internacionales de la gasolina y del tipo de cambio.

Es decir, si los precios internacionales suben o hay una fuerte volatilidad en el tipo de cambio, Hacienda reduce la cuota del IEPS en los combustibles para que el precio final no sea tan alto. Y si, los precios reducen, Hacienda aprovecha para cobrar el IEPS completo.

Detalló que, la estrategia del actual gobierno es que, el precio de los combustibles no suban en relación al precio que se observó al 30 de noviembre del 2018.

“Entonces, a partir de ese precio, cada dos semanas que el Inegi publica el INPC se va actualizando el techo sobre el cual se ubicará el precio que enfrentan los consumidores, el cual, nunca va a estar por encima del precio base”.

El funcionario abundó que, en la última semana de enero se observó que, el precio de referencia estaba por debajo del precio base y por ello, se decidió que, en la primera semana de febrero no se utilizará el estímulo.

“Esto no significa que el estímulo no vaya a seguir operando, ha sido exitoso en garantizar que el precio nunca esté por encima o que no tenga aumentos en términos reales y vamos a seguir trabajando y monitoreando con el precio de referencia”.

Mencionó que, si bien el estímulo fiscal también puede generan una pérdida recaudatoria, su diseño se basa en que el costo-beneficio se dé en los consumidores y en la economía.

El funcionario añadió que, durante 2019, el estímulo fiscal que se dio en los combustibles represéntó un costo para el erario por 61,000 millones de pesos.

Al cierre del 2019, la recaudación por IEPS a combustibles fue de 297,478.9 millones de pesos, lo que significó un crecimiento del 53%, en términos reales y respecto del 2018.

erp