La Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el cual se expide la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el ejercicio fiscal del 2021, en donde se plantea ingresos presupuestarios por un total de 6.2 billones de pesos y de esta cantidad 56%, es decir 3.5 billones de pesos, será recaudación tributaria.

Del monto de ingresos tributarios a obtener en el ejercicio fiscal 2021 se proyecta una recaudación federal participable de 3.5 billones de pesos, que servirá paran distribuir el gasto federalizado a los estados y municipios, a través de las participaciones y aportaciones.

En el decreto se indica que para el año que entra los ingresos de Petróleos Mexicanos que se generen por un precio promedio anual de petróleo mexicano que se ubique entre 42.12 y 44.12 dólares por barril, deberán destinarse a mejorar su meta de balance financiero.

Por su parte, el concepto de Impuestos Sobre la Producción, el Consumo y las Transacciones será de 1.4 billones de pesos. En el caso del Impuesto sobre la Renta (ISR) acumulará 1.9 billones de pesos.

En el desglose se establece que el Impuesto al Valor Agregado acumulará 978,946 millones de pesos, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) será de 510,702 millones de pesos y el gravamen a Bebidas alcohólicas será de 15,677 millones de pesos.

En el caso de las plataformas digitales, el cambio que se dio en la LIF fue en la tasa de retención en el ISR.

Luego de una larga discusión y votación, la LIF se aprobó hace un mes tanto por la Cámara de Diputados como por el Senado de la República.

En la LIF del 2020 se estimaron ingresos por 6.1 billones de pesos y bajo el concepto de carga tributaria 3.5 billones. El ISR por 1.8 billones, en tanto por IVA  poco más de un billón.

valores@eleconomista.mx