La Secretaría de Hacienda y Crédito Público prepara nuevas reglas para regular operaciones de las sociedades financieras de objeto limitado y múltiple (Sofoles/Sofomes), y evitar un riesgo sistema en el sector, adelantó el subsecretario Alejandro Werner Wainfeld.

Durante su comparecencia ante la Tercera Comisión de la Permanente, el funcionario dijo que es necesario encontrar un punto medio entre la regulación que hoy hace la Comisión Nacional Bancaria y de Valores sobre las instituciones bancarias, y el extremo de desregulación actual.

Es importante regular a los intermediarios cuya colocación de deuda en los mercados sea relevante, y por lo tanto pueda representar un riesgo sistémico, aseguró.

Asimismo, sobre las estructuras de bursatilización para alinear los incentivos del originador de la cartera con los de los inversionistas que compran este papel.

Werner dijo también que habrá que regular para una mayor revelación de información, de manera que los tenedores de este papel puedan seguir en forma adecuada y casi en tiempo real la evolución de las carteras que dan origen a los flujos que sustentan las operaciones.

'Creemos que este es un tema que requiere mayor regulación de la CNBV, y en esto se ha estado trabajando, pero también de cambios legislativos que nos lleven a tener facultades para regular aquellas sofoles y sofomes que eventualmente representen un riesgo sistémico por su tamaño y por su actividad en los mercados financieros', dijo.

El subsecretario de Hacienda agregó que durante este 2010 se estará construyendo y esperando trabajar de manera intensa con el Congreso de la Unión en este marco regulatorio.

También, para empujar con la banca de desarrollo y comercial, para impulsar el crédito a la vivienda y construcción y alcanzar un crecimiento de 10% en el financiamiento público.

Un propósito más es aplicar de manera efectiva el 16% de incremento que tuvo la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) en su presupuesto para subsidio, y lograr un crecimiento de dos dígitos en el crédito bancario a la vivienda.

Alejandro Werner dijo que el principal problema de estas instituciones fue que migraron a un fondeo de corto plazo y no respaldado por garantías reales, por lo tanto una vez que se desata la crisis internacional estas entidades pierden su fuente de fondeo y entran a un problema de liquidez importante.

apr