Ernesto Luna, administrador general de la Auditoría Fiscal Federal en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), alertó que hay 1,200 casos de contribuyentes chapulines que cambian más de una vez de domicilio fiscal para evadir a la autoridad.

Al año tenemos alrededor de 1,200 casos en los que vemos este tipo de comportamientos. El monto de omisión fiscal de este grupo de causantes en el 2015 es de alrededor de 50 millones de pesos; no es relevante, pero los tenemos detectados y vamos a ir por ellos , aseguró.

En entrevista, Luna contó que estos contribuyentes pueden ser personas físicas o morales (sociedades) que se resisten al ejercicio de facultades de comprobación y auditorías que realiza el SAT; utilizan el mecanismo de cambio de domicilio.

Explicó que el modo de operar de estos contribuyentes chapulines es que cuando llega la autoridad al domicilio fiscal registrado del causante con el fin de iniciar una auditoría, inmediatamente se cambian a otra dirección fenómeno que se repite más de una vez y así andan tratando de evadir el ejercicio de facultades de la autoridad .

Cuando el SAT detecta a un contribuyente que cambia de domicilio fiscal (y no le da parte a las autoridades) aplica, explicó, medidas de apremio que consisten en la cancelación del sello digital (no se les permite facturar ni cobrar) o en su caso el aseguramiento de cuentas bancarias.

Estas medidas de apremio están perfectamente explicadas en el Código Fiscal de la Federación (CFF); si un contribuyente no da aviso a la autoridad fiscal en el ejercicio de una atribución (como auditorías) que cambió de domicilio, se aplican dichas medidas , sostuvo

El administrador general del SAT no descartó la posibilidad de que entre 1,200 casos de contribuyentes chapulines que el fisco registra anualmente, se encuentren causantes que aparecen y se detectaron en las listas negras del organismo.

Los chapulines pueden ser pequeñas y medianas empresas, difícilmente las empresas grandes y establecidas realizan este tipo de prácticas , reconoció.

Al mismo tiempo, evidenció que dichos contribuyentes pueden estar relacionados con la emisión de facturas apócrifas con operaciones inexistentes, de descubrirse inmediatamente se publican en el Artículo 69-B. Hasta el momento hay 542 empresas publicadas en las listas negras, sólo nueve contribuyentes desvirtuaron los hechos que se les imputaron.

Percepción de riesgos ?impulsa recaudación

El administrador general reconoció que el aumento en la percepción de riesgos por parte de los contribuyentes ayudó a que en el 2015 se supere en 20% la meta recaudatoria de impuestos prevista en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), de 2 billones de pesos.

Los contribuyentes, al sentirse vigilados o supervisados con toda la información que tiene el SAT y al ver los riesgos que implica caer en evasión fiscal, cumplen con sus obligaciones fiscales, entre ellas, el pago de impuestos , dijo.

Además, agregó que hay una mayor conciencia en el pago de los impuestos entre la población, derivado de las modificaciones de la reforma fiscal, que ayudó a que 50% más de contribuyentes que en el 2014 no pagaban sus tributos hoy ya lo hacen.

Al hablar de las auditorías electrónicas que se realizarán en el primer trimestre del 2016, Luna calculó que se prevé realizar cerca de 10,000 electrónicas más 25,000 de forma tradicional; las auditorías electrónicas son un mecanismo que generará ahorros en tiempo y recursos.

Al final de cuentas, estos recursos son de los ciudadanos mexicanos, por eso estamos obligados a optimizar nuestros procesos en aras de generar mayores ahorros que son ingresos públicos , finalizó.

[email protected]