El Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo de Margarita Ríos-Farjat, informó que de enero a mayo de este año logró aumentar la rentabilidad de los actos de fiscalización.

En los primeros cinco meses del año, el SAT recuperó 70.5 pesos por cada peso que invirtió; sin embargo, la autoridad fiscal no informó sobre el monto que recaudó por auditorías, el presupuesto ejercido y el número de operaciones.

Hasta el primer trimestre del año, el SAT recaudó 44,543 millones de pesos con un presupuesto de 647 millones, los cuales fueron utilizados en 10,458 actos de fiscalización. Con ello, la rentabilidad de las auditorías fue de 68.8 pesos.

En tanto, en el último trimestre del 2018, cuando el SAT aún era liderado por Osvaldo Santín, se realizaron 63,377 auditorías con un presupuesto de 3,496 millones de pesos. De esta manera, recaudó 191,563 millones de pesos, lo que significó una recaudación de 54.8 pesos por cada peso invertido.

A partir del 2015, las auditorías se han enfocado en combatir conductas como la simulación de operaciones o emisión de facturas apócrifas, con el objetivo de propiciar mayor cumplimiento voluntario, según el SAT.

De acuerdo con analistas, este dato es una materialización de que el SAT está en línea con los proyectos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en donde la austeridad y el combate a la corrupción son estandarte.

“Va en línea con los proyectos de López Obrador. El SAT está tratando de aumentar la recaudación a través de combatir la evasión fiscal y hacer que la gente pague de manera correcta sus impuestos. Cada vez vamos a ver mayor presencia de la autoridad, como debe ser, ya que todos debemos contribuir al gasto público”, declaró Silvia Matus, socia de Intrade Consultores.

Por su parte, Juan de la Cruz Higuera, socio director de JCH Abogados, acotó que el aumento de la rentabilidad de los actos de fiscalización se debió a que hoy en día son más modernos y se apoyan en la tecnología, por lo que ya no es necesario que la autoridad acuda personalmente al domicilio del contribuyente.

Agregó que el incremento en la fiscalización también da mayor seguridad a los contribuyentes cumplidos de que el órgano recaudador está yendo por aquellos que quieren defraudar al fisco.

“Es un buen indicador, un número que debe dar valor a la actividad que lleva a cabo el SAT. Como apenas lleva poco tiempo el gobierno actual, apenas se están adaptando al esquema de trabajo en lo que se refiere a la fiscalización y la vigilancia del cumplimiento de obligaciones”, mencionó por su parte Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal.

“Solidez y fortaleza”

El SAT destacó otros avances en las cifras de recaudación, devoluciones y juicios en los primeros cinco meses del año, “resultado del cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes y de la solidez y fortaleza con la que se ha conducido la institución”.

Indicó que el crecimiento en  recaudación implicó menor inversión, ya que en el periodo se invirtieron 36 centavos por cada 100 pesos recaudados. En el mismo periodo del 2018, el SAT invirtió 47 centavos.

De enero a mayo, los ingresos tributarios ascendieron a 1.4 billones de pesos, 4.7% más en términos reales que los 1.3 billones del mismo periodo del año previo.

Respecto a la recaudación secundaria, reflejo de las gestiones de cobro que hace el SAT, en total se recaudaron 77,000 millones de pesos, lo que representó 9.3 % más en términos reales que el año anterior.

Aquí, los ingresos que se obtuvieron por adeudos fiscales fueron por 11,562 millones de pesos, mientras que la recaudación derivada de la vigilancia de obligaciones fue de 43,062 millones de pesos. Los 22,376 millones de pesos restantes pueden venir de otras acciones del SAT, como los juicios.

En lo que se refiere a las devoluciones, el fisco informó que regresó a los contribuyentes 224,000 millones de pesos, 28.2% más que en el mismo periodo del 2018.

“Estos avances en los principales indicadores del SAT son resultado de un inicio de gestión sólido que ha implicado seguir estrategias con estricto apego a las disposiciones fiscales y con justicia tributaria, a fin de incentivar el cumplimiento”, destacó el fisco.

AMLO presenta detalles

Condonaciones se concentraron en 108 contribuyentes

De los 400,904 millones de pesos condonados entre el 2007 y el 2018, 54% benefició a 108 contribuyentes, según documentos difundidos en la víspera por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario informó que en total hubo 153,530 beneficiarios de las condonaciones en el periodo señalado; sin embargo, 213,000 millones de pesos se concentraron en 108 contribuyentes, lo que representó apenas 0.07% del total de beneficiarios.

Estos contribuyentes obtuvieron una condonación de 1,972 millones de pesos, en promedio.

En tanto, los 187,902 millones de pesos restantes se repartieron entre 153,422 beneficiarios, los que representaron 99.93% de la lista. A ellos se les condonó, en promedio, 1.2 millones de pesos.

“Se rayaron. La gente, profesionales, pequeños y medianos empresarios, comerciantes, pagando el IVA e ISR. Y los hijos predilectos del régimen recibiendo concesiones. Por eso están molestos, pero hasta se han portado bien, porque no pasa de cuestionamientos en columnas o medios, y eso ayuda a enriquecer la vida pública. Es interesante la polémica”, indicó en la conferencia matutina en Palacio Nacional.

Estos datos, indicaron expertos en el tema, muestran las condonaciones fiscales que han sido gran negocio para los grandes contribuyentes y la desigualdad tributaria.

Anteriormente López Obrador firmó un decreto para terminar con las condonaciones fiscales a grandes contribuyentes, ya que las catalogó como un “huachicol de cuello blanco”. (Con información de B. Saldívar y J. Monroy)

[email protected]