Por primera vez en una campaña presidencial, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) proporciona al Instituto Nacional Electoral (INE) información en tiempo real para fiscalizar a los actores políticos.

El jefe del SAT, Osvaldo Santín Quiroz, apuntó que si bien el INE tiene su propia área de fiscalización, tiene convenios de intercambio de información con el SAT, por lo cual el organismo electoral tiene acceso a la información que requiere para llevar a cabo cualquier acto de fiscalización.

Durante el evento fiscal “Foro conexión”, apuntó que a través de su Unidad de Fiscalización, a cargo de Lizandro Núñez Picazo, el INE tiene todo el apoyo y todo el soporte por parte del SAT en términos de entregarle la información que se requiera.

“Es la primera vez que lo tenemos en tiempo real y que ellos pueden acceder directamente a nuestra información”, argumentó al funcionario, al destacar que Núñez Picazo conoce muy bien cómo llevar a cabo la fiscalización de los actores políticos, pues fue Administrador General de Recaudación del SAT.

El jefe del SAT también fue cuestionado sobre la sanción al candidato presidencial independiente Jaime Rodríguez por prácticas ilegales de financiamiento para la recolección de firmas ciudadanas, a través de las llamadas empresas “fantasmas”.

Recordó que las "empresas fantasmas" se identifican a través de la operación general del SAT y cada quincena se publican entre 200 y 400 empresas de este tipo, pero “no conocemos necesariamente si están vinculadas o no con partidos políticos”.

Estas empresas fantasmas, dijo, tienen operaciones con todo tipo de contribuyentes, en algunas ocasiones pueden ser con actores políticos, pero son otras las autoridades las que tienen que determinar la responsabilidades de esas operaciones. 

Sobre el caso de Karime Macías, la esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, para quien las autoridades correspondientes solicitaron su detención como pregunta responsable por daño patrimonial al DIF de esa entidad, Santín Quiroz dijo que el SAT colaboró en su momento.

“El SAT aportó todos los elementos que fueron requeridos por las instancias competentes y lo hace cada vez que se le solicita. En particular no podemos referirnos a un caso por el secreto fiscal”, acotó.

Por otra parte, negó que el SAT haya sido objeto de ataques cibernéticos, como ocurrió recientemente con algunas instituciones financieras, ya que este organismo no tiene interacción con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

Señalo que el SAT envía la información de las devoluciones que son procedentes a la Tesorería de la Federación, la cual tiene la interacción con el Banco de México (Banxico) para dispersar todos los pagos.

En este sentido, apuntó, la Tesorería tiene todos los mecanismos suficientemente robustos para evitar que estos ciberataques tengan algún tipo de efecto en los procesos que tienen que ver con nosotros, ya sea para recibir los pagos o para llevar a cabo las devoluciones de IVA o de ISR.

Aseguró que los sistemas del SAT no han sido vulnerados por algún ciberataque, pues el organismo recaudador ha invertido una gran cantidad de recursos y en capital humano para mantener de manera segura toda la información que resguarda de los contribuyentes de cualquier posible ataque de esta naturaleza.

“Los procedimientos y los manuales que tenemos implementados en materia de ciberseguridad son de los más avanzados que existen a nivel global”, subrayó Santín Quiroz.