El Servicio de Administración Tributaria (SAT) sigue intensificando la lucha contra el contrabando en las aduanas que se encuentran en el país, a través de la revisión y el embargo de mercancías que entran ilícitamente a través de ellas.

De acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión, correspondiente al primer trimestre del año, la autoridad fiscal indicó que el embargo de mercancías introducidas fue por un valor de 302.7 millones de pesos, 91.6% menos, en términos reales, a lo que embargó en el mismo periodo del año pasado, que fue por 3,408.7 millones.

“Lo anterior se explica por tres motivos: una mejor eficiencia por parte del SAT en función a la revisión aduanera, así como la facilidad administrativa del pago del impuesto a la importación y por la disminución de la importación en México”, explicó Herbert Bettinger, experto fiscal.

Agregó que si bien la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es otro motivo por el cual el importe embargado ha disminuido, “el impacto es muy pequeño”.

Si bien el monto fue menor al del 2017, el órgano recaudador, a cargo de Osvaldo Santín, destacó que en el primer trimestre del año inició 2,045 Procedimientos Administrativos en Materia Aduanera (PAMAS) a la importación, cifra 16.6% mayor a los 1,754 procedimientos realizados en el mismo periodo del 2017.

Los PAMAS son los procedimientos que se inician al embargar mercancías en términos previstos por la Ley Aduanera. Las razones por las cuales se puede embargar la mercancía son por su introducción al territorio nacional por lugares no autorizados; desviación de las rutas fiscales; transportación por medios distintos a los autorizados; mercancía prohibida, sujeta a regulaciones y/o restricciones no arancelarias; por no acreditarse la documentación correspondiente, entre otros.

Para lograr estos resultados, el SAT destacó que mantiene un intercambio de información continúa con las administraciones tributarias y aduaneras de otros países para.

“El SAT mantiene un intercambio de información con otras administraciones tributarias y aduaneras para combatir de manera conjunta el fraude comercial e inhibir el contrabando, el lavado de dinero y la defraudación”, aseveró.

Asimismo, informó que la determinación de contribuciones omitidas en el primer trimestre del 2018 sumaron 384.8 millones de pesos, ello derivado de la revisión y fiscalización, tanto a la carga como a los pasajeros, en las aduanas del país.

Por otro lado, la autoridad fiscal realizó 1,567 análisis de valor de operaciones con riesgo de valor y origen, 80.9% más que el año pasado. Además, se emitieron 163 órdenes de embargo por subvaluación cuyo monto asociado fue de 20.6 millones de pesos.

Facturas apócrifas por 24 millones de pesos

Por otro lado, el SAT informó que gracias al Plan Estratégico Aduanero Bilateral México-Estados Unidos se han logrado identificar facturas alteradas y/o apócrifas en las aduanas con nuestro país vecino por un monto de 24.1 millones de pesos.

Asimismo, destacó que gracias a la implementación de este plan también se ha podido identificar a proveedores no localizados o inexistentes que amparaban la compra y/o venta de estas facturas; sin embargo, no dio números o más detalles de dichos proveedores.

En el 2014 se estableció el Plan Estratégico con Estados Unidos, con el cual se establecieron cuatro pilares para construir una relación aduanera más amplia para combatir fraudes y hechos ilícitos. Dichos pilares son: competitividad; seguridad y aplicación de las leyes aduaneras; fortalecimiento de las capacidades, y trabajo con el sector privado.

Con la implementación de este plan, ambos países pueden investigar en las aduanas seleccionadas del otro país para agilizar los procedimientos y vigilar, de mejor manera, las operaciones de comercio exterior.

ana.martinez@eleconomista.mx