El riesgo de una recesión mundial no se ha disipado. Se ve muy bajo… pero existe, advirtió el Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), Agustín Carstens.

La desaceleración económica mundial, que se encuentra “bastante sincronizada”, evidencia que se requiere la coordinación de las políticas fiscal, monetaria y comercial para impulsar a la actividad, aseveró.

Si realmente se resolvieran las disputas comerciales estoy seguro que la economía (del mundo) estaría creciendo mucho más”, comentó Carstens.

Al término de su participación en el "Seminario por los 25 años de autonomía del Banco de México" (Banxico), donde fue uno de los oradores principales, dijo que “los bancos centrales han venido haciendo mucho para promover el crecimiento, al grado incluso tenemos fenómenos tan poco esperados como las tasas de interés negativas y aún así la economía no repunta como uno quisiera”.

Resaltó que el crecimiento mundial se ha desacelerado, y tiene la menor tasa registrada desde la crisis financiera global.

“La desaceleración mundial está bastante sincronizada, lo que quiere decir que los diferentes países están observando esa atonía y parte del problema es que los bancos centrales han venido haciendo mucho, para promover el crecimiento” consignó.

Apenas este jueves, la OCDE estimó que el PIB del mundo conseguirá un avance de 3% este año y bajará a 2.3% en el 2020.

En este contexto, todos los bancos centrales del mundo enfrentan retos, aseveró. Los desarrollados, donde se asoma el riesgo de la deflación, y los emergentes, que aún teniendo espacio para bajar tasas, enfrentan el riesgo de la volatilidad con la subida de tasas en el exterior.

Inflación estable con apoyo de sociedad

En su discurso, donde participó en una mesa con los exgobernadores del Banxico, junto con Guillermo Ortíz Martínez y Miguel Mancera, comentó que la generación actual del país, no sabe lo que es vivir en inflación.

Tiene 35 años que no se viven periodos de alta inflación y sus consecuencias. Como recordarán, la inflación es el impuesto más regresivo para la gente de escasos recursos, aseveró.

Pero ahora, cuando la inflación se ha reducido, sería muy importante no bajar la guardia, y seguir comunicando. Seguir explicándole a esa generación, lo nociva que es la inflación. Porque cuando ellos lo entienden, también reconocen la relevancia de la autonomía del banco central, consignó.

La autonomía efectiva requiere de apoyo social y político (…) Es la expresión política de memoria colectiva la que favorece para mantener un ambiente de inflación a la baja, y la relevancia de la autonomía del banco central”, sostuvo.

Hizo un llamado a que Banxico mantenga abierta la comunicación con agentes económicos y público en general. Que comunique su proceder, capacidades y potencial.

Pues la comunicación, sostuvo, es la piedra angular de la autonomía.

[email protected]