El ministro británico de Finanzas, George Osborne, anunció ayer una rebaja de la tasa impositiva para los más ricos, al presentar un presupuesto para el 2012-2013 que reafirma, según él, el compromiso inquebrantable del gobierno de reducir el déficit público.

Osborne confirmó la anticipada reducción del gravamen de todos los ingresos por encima de 150,000 libras, 50% actual a 45% a partir de abril del 2013, aunque advirtió que esta medida sería compensada por otros impuestos para los más adinerados.

El ministro alegó que la llamada tasa de los 50 peniques es la más alta del G-20 , el grupo de las principales economías desarrolladas y emergentes, y además daña a la economía británica porque le resta competitividad.

Anticipándose a las críticas de oposición y sindicatos cuando el resto de los británicos tiene que apretarse el cinturón, justificó su decisión diciendo que la tasa introducida en el 2009 por los laboristas sólo sirvió para recaudar un tercio de los 3,000 millones de libras anuales inicialmente previstos.

El ministro conservador indicó que esta pérdida de ingresos será compensada con nuevos impuestos sobre las propiedades de más de 2 millones de libras, y medidas más drásticas para luchar contra la evasión fiscal.

Gracias a las otras nuevas tasas a los ricos que he anunciado, recibiremos cinco veces más dinero cada año de los más ricos de nuestra sociedad , dijo. O sea que los ricos pagan más, la economía se beneficia, y el Reino Unido vuelve a ser competitivo , agregó.

Aunque paralelamente subió a 9,205 libras el límite de ingresos a partir del cual los británicos empiezan a pagar por sus rentas, lo que debería liberar a otros 840,000 ingleses de pagar impuestos.

Para tratar de volver a poner en marcha la economía británica, el impuesto de sociedades será también reducido dos puntos hasta 24%, a partir de abril del 2013, y de dos puntos más para el 2014.

FITCH CONFÍA EN GRAN BRETAÑA

Tras conocerse la polémica decisión del gobierno de Gran Bretaña, la agencia Fitch Ratings consideró que las medidas muestran el compromiso con su actual estrategia de reducción del déficit y no impactan su calificación crediticia, actualmente en AAA .

Como se esperaba, el anuncio no contenía medidas infundadas de impuestos y gastos, mientras que las proyecciones económicas y fiscales actualizadas son marginalmente mejores que las previstas en la declaración de otoño , dijo Fitch.

Sin embargo, la escala del desafío fiscal sigue siendo grande en relación a sus pares AAA y George Osborne confirmó que la austeridad tendrá que extenderse más allá del término del actual Parlamento si se van a cumplir las metas fiscales del Gobierno , agregó Fitch

Gran Bretaña mantiene la máxima calificación crediticia por parte de Fitch, Standard and Poor´s y Moody´s.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

IMPUESTOS A MILLONARIOS GENERARÍA MAYOR RECAUDACIÓN EN EU: OBAMA

Una propuesta para un impuesto mínimo de 30% para los millonarios de Estados Unidos, respaldado por el presidente Barack Obama -conocido como impuesto Buffett por ser apoyado por el inversionista Warren Buffett- recaudaría cerca de 47,000 millones de dólares en una década, según un informe del Congreso estadounidense.

La Comisión Conjunta sobre Impuestos, un organismo bipartidista que estima los cambios impositivos para los legisladores, actualizó el martes pasado un informe anterior que pronosticaba que el impuesto recaudaría 31,000 millones de dólares en el periodo de 10 años.

De cualquier manera, el ingreso es menor que el billón de dólares o más que se perderían si se desecha el Impuesto Mínimo Alternativo. Este impuesto también sería la carga mínima para los más ricos. Los demócratas han dicho que el impuesto Buffett podría remplazarlo.

La propuesta del impuesto Buffett tiene escasas posibilidades de ser aprobada por los republicanos que controlan la Cámara de Representantes y sus probabilidades en el Senado -controlado por los demócratas- son bajas.

Bajo el impuesto Buffett, quienes ganen más de 1 millón de dólares deben pagar una tasa impositiva de 30 por ciento.

Los impuestos son un tema importante en la campaña electoral antes de la apuesta de Obama por la reelección en noviembre.