El encuentro realizado este lunes en París entre el titular de Economía argentino, Axel Kicillof, y el presidente del Club de París, Ramón Fernández, para negociar el pago de la deuda fue "muy positivo", informó a la AFP una portavoz del ministro.

"El encuentro fue muy positivo", dijo Jessica Rey, que aseguró que "las condiciones están dadas para avanzar en las negociaciones" en el futuro cercano.

Por su parte, la secretaria general del Club de París, Clotilde L'Angevin, dijo a la AFP que la delegación argentina, integrada también por el secretario de Finanzas, Pablo López, entre otros, presentó "principios que podrían servir de base de la negociación" para el pago de la deuda a los acreedores del país sudamericano.

En este encuentro, que duró en torno a una hora y 40 minutos, no se preveía alcanzar un acuerdo. Las negociaciones se encuentran en una fase anterior "a la presentación de una oferta formal", dijo L'Angevin.

Kicillof tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa este martes en Buenos Aires para informar de la reunión.

El gobierno argentino busca establecer un cronograma de pagos de hasta diez años con el grupo de acreedores del Club de París que le reclama una deuda de unos 9,500 millones de dólares, la mayoría de Japón.

Sin embargo, los acreedores reclaman que el Fondo Monetario Internacional (FMI) monitorée los desembolsos si se estipula un plazo mayor a 18 meses, dijeron las fuentes.

El gobierno de Cristina Kirchner rehúsa ser sometido a los controles de rutina del FMI desde que cancelara en enero de 2006 toda la deuda con el organismo en un solo pago de 9,500 millones de dólares.

Argentina quiere cerrar el capítulo del "default", declarado en 2001 por casi 100,000 millones de dólares, el más grande de la historia financiera internacional.

En dos operaciones realizadas en 2005 y mediados de 2010, la nación sudamericana logró canjear un 93% de la deuda en "default".

A mediados de septiembre, el Congreso argentino aprobó una ley para reabrir el canje de deuda para el 7% de bonistas que rechazaron otras reestructuraciones y los que litigan contra el país en tribunales de Estados Unidos.

erp