El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) indicó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) necesita aclarar la retención del Impuesto al valor agregado (IVA) al outsourcing, una modificación que ha causado confusiones entre contribuyentes.

En rueda de prensa, mencionaron que la modificación a la ley del IVA de retener 6% a empresas que contraten personal vía outsourcing es confusa y puede prestarse a diversas interpretaciones, lo que podría terminar afectando a los contribuyentes.

“Se ha generado entre los contribuyentes un conflicto en la interpretación (...) (se) obliga a la retención de 6% a las personas morales o físicas con actividad empresarial, que reciban servicios en los que se ponga personal a disposición del contratante o de una parte relacionada de éste, independientemente de la denominación que se le dé a la obligación contractual”, explicó Héctor Amaya Estrella, vicepresidente fiscal del IMCP.

La Miscelánea Fiscal para este año adicionó la fracción IV del artículo 1-A a la ley del IVA, la cual establece una obligación para las empresas y personas físicas con actividad empresarial, que contraten los servicios de outsourcing, de retener 6% del IVA.

Sin embargo, explicaron que la redacción se modificó respecto a la propuesta original del Ejecutivo, por lo que ahora puede abarcar más allá de la subcontratacion laboral, es decir, que se pida la retención de 6% a todo tipo de servicios que se contraten, como los llamados servicios independientes o freelancers, cuando actualmente ya se les retiene el impuesto.

“El problema surge cuando existen dudas en su alcance (...) esto se agrava cuando lo que se pone en riesgo no es la posibilidad de recibir una sanción por incumplimiento de una retención, sino que se podría perder la deducción de las erogaciones”.

En este sentido, indicó que no se necesita modificar, nuevamente, la ley sino publicar algún criterio o regla que explique a qué se aplica.

Sin reforma, difícil combatir informalidad

Por su parte Diamantina Perales, presidenta del IMCP, expresó que los objetivos que planteó Raquel Buenrostro, nueva jefa del SAT, frente a legisladores, son importantes, pero destacó que hace falta implementar una nueva reforma fiscal.

“Van encaminados a no implementar una nueva reforma, pero quieren seguir recaudando y combatir la informalidad. Sin reforma, es complicado combatir la informalidad”, señaló.

Detalló que el gremio de contadores confía en que la autoridad encuentre mecanismos para combatir la economía informal, que actualmente representa 56% de la población económicamente activa, sin caer en un terrorismo fiscal. De esta manera, añadió, se podrá ser eficiente en la recaudación de impuestos.

La semana pasada, Buenrostro presentó los objetivos que tiene al frente del órgano recaudador, los cuales denominó: el abc del SAT. Éstos son aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal, así como combatir la corrupción.

Además, dejó claro que en la agenda del SAT no había la necesidad ni el objetivo de implementar una reforma fiscal, pese a los bajos niveles de recaudación en donde los ingresos que obtiene el gobierno a través del pago de impuestos representan 16% del Producto Interno Bruto.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing, también conocido como subcontratación, ha tomado fuerza en los últimos años. Estas empresas brindan servicios a otras empresas para contratar personal; es decir, los trabajadores son contratados a través de otra empresa. Sin embargo, existe un tipo de outsourcing ilegal, en el cual se incumplen las obligaciones laborales o de seguridad social, lo que afecta a los trabajadores —ya que cotizan con el salario mínimo cuando ganan más— y merma los ingresos públicos.

[email protected]