Las reservas internacionales de México cerraron la semana del cinco al nueve de febrero en un nivel de 172,797 millones de dólares, el saldo más bajo en siete semanas.

En comparación con la semana previa las reservas internacionales en poder de Banco de México (Banxico) se redujeron en 194 millones de dólares, logrando hilar dos semanas de bajas consecutivas.

El saldo de la reserva internacional fue el resultado de una caída de 623 millones de dólares en la reserva bruta, a lo que se sumaron 429 millones de dólares por pasivos a menos de seis meses.

En el transcurso de la semana, se añadieron 343 millones de dólares a la reserva bruta del banco central por la compra de divisas a Pemex. Por la venta de dólares al Gobierno Federal se restaron 613 millones de dólares, además de la baja de otros 352 millones de dólares por la revaluación de activos internacionales en el periodo.

El estado de cuenta semanal de Banxico también advierte que, entre el cinco y el nueve febrero, la base monetaria de la economía descendió en 9,628 millones de pesos, para cerrar la semana en un total de 1.49 billones de pesos en circulación. Con este ajuste, la cantidad de billetes, monedas y depósitos bancarios reveló un aumento anual de 7.3 por ciento.

En términos acumulados la base monetaria ha registrado una disminución de 55,480 millones de pesos en lo que va del año.

thamara.martinez@eleconomista.mx