El saldo de las reservas internacionales del país al cierre de la semana que terminó el 22 de enero pasado fue de 174,703 millones de dólares, con una disminución de 529 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico).

La variación semanal en la reserva internacional fue resultado de la compra de dólares del gobierno federal al Banco de México por 207 millones de dólares, detalló su estado de cuenta semanal.

Además, precisó, fue resultado de una reducción de 200 millones de dólares, resultado de la asignación en las subastas ordinarias de dólares con precio mínimo, así como de 200 millones de dólares que corresponden a las subastas suplementarias de dólares con precio mínimo, conforme a los mecanismos autorizados por la Comisión de Cambios.

Lo anterior, aunado a un incremento de 78 millones de dólares ante el cambio en la valuación de los activos internacionales del instituto central.

La base monetaria (billetes, monedas y depósitos bancarios en su cuenta corriente) disminuyó 17,587 millones de pesos, con lo que alcanzó un saldo de 1 billón 189,819 millones, cifra que implicó una variación anual de 17.4 por ciento.

La cifra alcanzada por la base monetaria al 22 de enero significó una disminución de 51,866 millones de pesos en el transcurso del 2016, comportamiento congruente con el patrón estacional de la demanda por base monetaria, explicó.

El banco central precisó que en la semana de referencia realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 159,478 millones de pesos.

Ello, explicó, como resultado de una contracción debido al depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 162,395 millones de pesos.

Además de una contracción originada por la liquidación de dólares vendidos al mercado mediante las subastas de dólares por el equivalente a 14,670 millones de pesos y una expansión por 17,587 millones de pesos, debido a una menor demanda por billetes y monedas por parte del público.