El rescate financiero de la economía griega ha pasado al registro mundial como el mayor otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la comunidad global. Triplica, en términos nominales, el que recibió México en 1995 y le quita el distintivo a Brasil, de haber sido el más caro de la historia.

Un comparativo realizado por El Economista, muestra que entre los seis rescates más onerosos de la historia moderna (México en 1995; Corea, Tailandia e Indonesia en 1997; Brasil en el 2002, y Argentina en el 2003), el de Grecia es el que ha concentrado una mayor inyección de recursos de la comunidad internacional por 140,000 millones de dólares, de los que 39,200 millones saldrán de las arcas del FMI.

Sergio Negrete Cárdenas, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), explicó que el esfuerzo del Banco Central Europeo (BCE) y el FMI con Grecia tiene parangón con el impulso otorgado por el Tesoro de Estados Unidos y el mismo FMI a México en 1995.

En aquellos años, el director gerente del Fondo, Michelle Camdessus, aseguró que la crisis mexicana era la primera de magnitudes globales. Esto porque los mercados sufrían su primer ataque de pánico contra economías emergentes similares, como eran Brasil y Argentina. El rescate financiero para México fue por 51,000 millones de dólares, 35% provino del FMI; 39.2% se giró desde el Departamento del Tesoro de EU, y el resto provino de Europa, Japón y Canadá.

Quince años después, Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI, también de origen francés, declara que el programa de apoyo financiero a Grecia no tiene precedentes y es indicativo del excepcional esfuerzo del gobierno griego para evitar que la actual situación genere efectos secundarios en otros países .

Impacto que puede atravesar incluso el océano ante el aumento de la aversión al riesgo de las economías emergentes, como ha documentado hoy un análisis financiero de Bank of America- Merrill Lynch.

La receta

La amarga medicina que recetó el FMI al México de 1995, contenida en el acuerdo stand by, firmado el 4 de febrero de aquel año, comprometió al gobierno de México a un plan de ajuste público que incluyó medidas de tipo fiscal.

los mayores desembolsos

ymorales@eleconmista.com.mx