Especialistas del sector privado anticipan que la inflación de este año se mantendrá arriba del límite permitido del objetivo permanente del Banco de México en 4.23% y con este pronóstico completan dos meses consecutivos de expectativas al alza.

De acuerdo con los resultados de la encuesta mensual del banco central, esta previsión resulta la más alta observada por los 34 panelistas consultados por Banxico, para la inflación del 2018, esto en 12 meses.

No obstante al repunte, sostienen que el año entrante la inflación convergerá en el límite permisible del banco central, al ubicarse en 3.63 por ciento, previsión que incorpora un ligero ajuste a la baja respecto de su expectativa de junio, que estaba en 3.65 por ciento.

Ambos datos son relevantes para la decisión de la Junta de Gobierno sobre la trayectoria de la tasa de interés que anunciarán hoy.

En la misma encuesta, que se divulga a un mes del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, recortaron ligeramente sus pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para éste y el año entrante.

En julio, esperan que el PIB consiga una expansión de 2.25%, tasa que se encuentra por abajo de 2.29% previsto en junio. Para el año entrante, anticipan que la actividad conseguirá un incremento de 2.17%, un pronóstico que es inferior a 2.24% que anticiparon un mes antes.

Refieren, además, que los principales obstáculos que podrían limitar esta expansión económica están en las condiciones externas, donde la política sobre el comercio exterior domina la preocupación, inquietud a la que otorgan 5.7 puntos de preocupación, sobre 7, donde el 7 implicaría “muy limitante”.

Los focos de preocupación

Entre las condiciones económicas internas que ven también como obstáculos para crecer, están las finanzas públicas y la gobernanza, con los problemas de inseguridad pública y la incertidumbre como focos de preocupación.

En el apartado de la encuesta sobre la percepción del entorno económico, 53% de los especialistas consultados reconoce que no está seguro si con la coyuntura actual es momento para realizar inversiones.

De los encuestados, 41% dice que es mal momento y sólo 6% dice que sí consideraría este momento para invertir. Estas proporciones contrastan con las de junio, cuando 43% decía que era mal momento para invertir y sólo 3% creía que era un momento oportuno.

IED bajaría

En la encuesta, aplicada entre los días 24 y 30 de julio, pronosticaron que el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) para este año sumará 26,854 millones de dólares.

Esta cifra es ligeramente inferior a los 26,918 millones estimados por ellos mismos el mes previo.

Anticipan también una desaceleración en el flujo de la IED para el 2018, cuando estiman que llegarán 26,102 millones de dólares, cifra que contrasta con los 27,491 millones estimados en junio y que se convierte en la más baja recogida desde diciembre del año pasado, cuando comenzaron a recabar respuestas para este tópico de cara al 2019.

Sin mejoras en finanzas públicas

En la encuesta de julio, también respondieron los especialistas sobre sus previsiones de la situación fiscal.

La media de ellos prevé que los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), que son la medida más amplia de la deuda pública, serán equivalentes a 2.60% del PIB, un nivel inferior al estimado en junio, de 2.65% del PIB.

Sin embargo, para el año entrante, anticipan un repunte de los mismos RFSP a 2.73% del PIB.

Anticipan que el sector público tendrá un déficit equivalente a 2.19% del PIB al cerrar el 2018, que se ampliará el año entrante al ubicarse en 2.35 puntos del mismo PIB.

La encuesta se divulgó a 24 horas de que la Junta de Gobierno de Banco de México registre su quinta reunión monetaria del año y tome su decisión sobre la tasa que se encuentra en 7.75%, un nivel no visto en una década.

[email protected]