Los republicanos lograron bloquear momentáneamente el miércoles una votación definitiva del Senado sobre la colosal reforma de la regulación financiera.

Tanto republicanos como demócratas seguían discutiendo la forma de eliminar las enmiendas no resueltas.

La votación fue de 57-42 en favor de concluir los debates y avanzar hacia la aprobación final, pero los demócratas necesitaban por lo menos 60 votos para lograr eso.

El Senado debe resolver todavía si excluirá a las concesionarias automotrices de la supervisión por parte de una oficina de protección financiera del consumidor.

Otras enmiendas contempladas aún prohibirían que los bancos comerciales realicen operaciones con inversiones especulativas, e impondrían topes a los intereses cobrados por las empresas que emiten tarjetas de crédito.

RDS