La inminente renuncia de Grecia al euro restará dos puntos de crecimiento a la economía europea este año y probablemente alcanzaría a contagiar a sus socios comerciales, principalmente, Estados Unidos, coinciden analistas de JP Morgan, Nomura y Citigroup.

Sin embargo, el deterioro económico global sería mucho menos profundo que el registrado en la gran recesión del 2009, matizaron economistas de JP Morgan.

En un análisis, esta firma elevó su pronóstico de la salida de Grecia de la eurozona de 20 a 50%, y entre los escenarios que prevé podrían presentarse a nivel mundial, proyecta que la profundidad de la recesión que se precipitaría sería más aproximada al ciclo recesivo de mediados de los 70 y de los 90 .

Y el peor efecto lo sentiría la población de la región, lamentaron, quienes sufrirían irremediablemente el mayor desempleo del que se tiene memoria al menos en medio siglo .

La probabilidad del eventual empequeñecimiento de la euro zona es también un escenario que han analizado los investigadores del banco Nomura.

Ellos, por ejemplo, anticipan que el primer impacto del anuncio se sentiría en el mercado, por lo que confían que las autoridades financieras tendrían que estar ya preparando una batería de acciones para estabilizar el estrés que se presentaría.

Se presentaría una salida de capitales, particularmente, de Grecia y de la eurozona (…) y la tensión podría elevarse y alcanzar al mercado interbancario (…). Seguramente, las autoridades financieras están tomándolo en cuenta para intervenir oportunamente , advirtieron.

ADELGAZANDO AL EURO

En tanto, los economistas de Citigroup -quienes, por cierto, acuñaron la palabra Grexit que en inglés es una asociación de ideas de la salida de Grecia del euro- advierten que la mayoría de los escenarios son negativos.

Obviamente, observan que una renuncia precipitada generaría mayor incertidumbre financiera que una transparente, programada y con garantías de que habrá medidas de estabilización en el país, y en la eurozona.

En este ejercicio de aproximación, Citigroup advierte que sí hay un riesgo de que otros países con problemas fiscales se inclinen también al abandono del euro.

Sin embargo, refiere que este escenario tomaría más años y para entonces habría ya mecanismos legales y económicos para la sobrevivencia de la unión monetaria.

LOS ESTABILIZADORES

En otro análisis, los economistas de HSBC se dedicaron a anticipar las acciones que asumirán las autoridades comunes para estabilizar la situación tras la eventual salida de Grecia.

El Banco Central Europeo (BCE) tiene el poder de suavizar el impacto de la salida de Grecia, con una agresiva política financiera que incluya la apertura de ventanillas de intercambio las 24 horas del día, la compra de bonos y operaciones de refinanciamiento de más largo plazo , precisaron.

El BCE tendría ya que haber proyectado el impacto de la salida de Grecia sobre la cotización del euro, sentenciaron. El mejor camino sería que se asuma claramente la experiencia para que de ningún modo se observe esta salida como una sencilla solución a los problemas financieros de los países que tienen mayores desequilibrios , refirieron.

INCENTIVOS A MANTENERSE

Para los economistas del BofA, existen más incentivos para que Grecia permanezca en la eurozona que para salir, empezando por la profunda aversión al riesgo que sufrirá, la huida de capitales y la desconfianza financiera de que será objeto el país.

Sin embargo, accedieron a advertir que probablemente, habría un impacto en el precio del petróleo Brent, la demanda caería una tercera parte, lo que llevaría al precio del hidrocarburo a caer de 106 dólares a 60 por barril .

SE FORTALECE SALIDA

MERKEL PROPUSO UN REFERÉNDUM ?SOBRE LA PERMANENCIA DE GRECIA EN LA UE

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, propuso que Grecia realice un referéndum sobre su permanencia en el euro junto con las elecciones legislativas del 17 de junio, aseguró la oficina del primer ministro griego Panayotis Pikrammenos.

En una conversación con el presidente griego, Carolos Papulias, Merkel planteó la idea de organizar un referéndum junto con la elección sobre la cuestión de si los ciudadanos griegos desean permanecer en la zona euro , dijo la oficina del Primer Ministro.

No obstante, está claro que la cuestión va más allá de las competencias del gobierno interino , añadió el comunicado de la oficina.

El pasado mes de octubre, la canciller alemana se opuso firmemente a la idea del entonces Primer Ministro griego, Giorgos Papandreou, de someter a referendo el nuevo plan de rescate financiero del país.

La perspectiva de que Grecia salga de la zona euro se fortaleció con el fracaso de los partidos políticos de formar gobierno tras las elecciones legislativas del 6 de mayo, en las que las formaciones contrarias a las medidas de austeridad tuvieron la mayoría.

ymorales@eleconomista.com.mx