Los servicios relacionados con el uso de las viviendas (de alquiler o renta) aportaron 1.5% al PIB de México durante 2017, lo que implica que dos de cada 100 pesos de la producción nacional fueron generados por el alquiler de casas habitación, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El alquiler efectivo representó el 25% de la producción total de actividades económicas relacionadas con la vivienda, siendo la actividad más importante sólo por debajo de la construcción de casas, según datos de la Cuenta Satélite de Vivienda 2017 del Inegi.

Este total de actividades se compone de las obras de edificación privada, la construcción o mejoras en los hogares, la administración de bienes raíces, los servicios de financiamiento e inmobiliarios para quienes adquieren propiedades, los servicios notariales y las actividades de regulación y fomento a la vivienda. En conjunto todas estas actividades económicas presentaron un valor de 1.3 billones de pesos a precios básicos durante el 2018 y aportaron 6% al PIB de México.

El alquiler imputado de las viviendas equivale a 7.3% del PIB nacional

Si los mexicanos que viven en casa propia tuvieran que pagar renta por ese mismo espacio con las mismas características físicas y geografías, el valor del alquiler ascendería a 1.5 billones de pesos, equivalentes al 7.3% del PIB de México.

A esta cifra se le conoce como el valor imputado de las viviendas de uso propio de los hogares. La suma de este valor supuesto con el valor generado por las personas que efectivamente sí pagan renta para habitar el espacio donde viven, la aportación al PIB ascendería a 8.8 por ciento, de acuerdo con datos del Inegi.

La construcción, más producción y más empleos

Las actividades de construcción también son las que más aportan al PIB de la vivienda, durante el 2017 las obras de edificación participaron con el 68.4 por ciento.

Su contribución al PIB nacional fue de 4.1%, lo que implica que cuatro de cada 100 pesos de la producción nacional fueron generados en las actividades de edificación de casas, edificios habitacionales, autoconstrucción o ampliación de la vivienda y otras.

En este sector se registran cinco de cada 10 empleos (47.1%) relacionados con la vivienda, que lo convierte en el mercado laboral más importante en el rubro de la economía relacionada con la vivienda en México.

Otras actividades relacionadas con la vivienda que dan empleo a los mexicanos son los servicios inmobiliarios y de alquiler (36.1%), los servicios financieros y de seguros (4.9%), los servicios profesionales (2.2%), los servicios de asistencia social (0.7%) y otros servicios (9.0 por ciento).