París.- El constructor francés Renault anunció hoy una baja de 3.3%, a un millón 330,000 vehículos, en sus ventas mundiales en el primer semestre del año y recortó sus previsiones para este año ante el deterioro del mercado europeo.

De hecho, el progreso de sus ventas internacionales (14.3%) no pudo compensar su disminución de 14.9% en Europa, informó este miércoles el fabricante de automóviles en un comunicado de prensa.

Dada la degradación del mercado europeo, Renault espera ahora disminución de 6 a 7% en 2012 contra una previsión anterior que iba de 3 a 4%, de acuerdo con la declaración reproducida por el diario Le Figaro.

Aclaró que su objetivo de crecimiento dependerá en gran parte de la evolución del entorno económico y financiero europeo, muy incierto aún en esta etapa , pero confió en que podrá avanzar en medio de esta batalla.

En enero pasado, Renault pronosticó un aumento de sus ventas mundiales de entre 3 a 4% para este año, luego de que cerró el 2011 con 2 millones 720,000 vehículos vendidos.

El segundo constructor francés PSA Peugeot Citröen enfrenta aún mayores dificultades, luego que la semana pasada reportó una baja de 13%, a un millón 600,000 vehículos, en sus ventas durante el primer trimestre del año.

Las dos automotrices francesas han ido particularmente mal en Europa, particularmente en Francia, mercado que se contrajeron 5.6 y 8.0%, de manera respectiva en los primeros seis meses del año.

apr