La crisis de las remesas familiares comenzó a dar los primeros signos de que llegó a su fin. En abril, los mexicanos que trabajan y viven en Estados Unidos mandaron 1,783 millones de dólares, es decir, un ligero aumento de 0.22% si se compara con igual mes del año pasado.

Con ello es la primera vez que se presenta un aumento tras 17 meses consecutivos de caídas en términos anuales, destacó BBVA en un análisis especial sobre remesas. Existen señales que muestran que la pérdida de empleo para los mexicanos ya tocó fondo , destacó la institución.

Puso de relieve que desde el último trimestre del 2009 se han observado ganancias en puestos de trabajo para los migrantes mexicanos, principalmente en los sectores en los que se concentran algunos trabajadores mexicanos, como el turístico, esparcimiento, servicios, salud y educación.

Pero lo malo es...

Sin embargo, el Banco de México informó que la variación negativa se siguió observando en términos mensuales. De marzo a abril del presente año, las remesas presentaron una disminución de 8.5% al pasar los flujos de 1,947 millones de dólares a 1,783 millones.

También de manera acumulada, es decir, en los primeros cuatro meses del año dichos flujos reportaron una contracción de 8.9% al sumar un total de 6,603 millones de dólares.

Durante ese periodo, los envíos promediaron 316.3 dólares por remesa cuando un año antes los hogares mexicanos recibían en promedio 337.5 dólares. Por ello aún no logran volver a los montos que se tenían antes de la crisis. En abril del 2008 ascendían a 2,188 millones de dólares.

La mayoría de las remesas llegaron a México por medio de transferencias electrónicas, reduciéndose con ello las que se entregaron en especie y en efectivo.

Más estrategias

De acuerdo con un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Cooperación Especializado en Remesas, los flujos enviados crecen ante sacrificios de los migrantes y no porque les afectó menos la crisis.

Lo anterior se basa en los resultados de las remesas enviadas por los latinoamericanos desde España, cuando en el último trimestre del 2009 crecieron por primera vez tras seis periodos de estar en números rojos.

Alicia Lynch, especialista del Centro y autora del estudio Estrategias de Remesas de los Migrantes Frente a la Crisis , refiere que el 2009 fue precario tanto para los que envían, como para los que reciben remesas.

Establece que si bien la crisis y el tipo de cambio afectaron las cantidades y la frecuencia de las remesas, se desarrollaron estrategias para que los migrantes siguieran enviando dinero a sus familiares.

Una de ellas fue esperar a que el tipo de cambio aumentara para hacer el envío. Los que podían mandaban más dinero, mientras que otros sacrificaron gastos o hicieron ahorros personales para no afectar las remesas.

Ésas son las explicaciones que encontró la especialista al cuestionarse por qué si el empleo no mejoraba, crecieron las remesas.

Mejoran las principales variables económicas

La caída de los precios durante la primera quincena de mayo, crecimiento del PIB mayor al esperado en el primer trimestre del año y la creación de más de 400,000 empleos en cinco meses son signos de recuperación.

0.54% fue la deflación que registraron los precios en México durante la primera quincena de mayo, principalmente por la baja en el costo de productos agropecuarios.

4.3% creció el Producto Interno Bruto en México durante los tres primeros meses del año, por encima del pronóstico de los analistas.

US765 millones fue el déficit de la cuenta corriente del país durante el primer trimestre del año, según información del Banco de México.

403,000 son los nuevos empleos que asegura el secretario del Trabajo, Javier Lozano, se crearon hasta el 25 de mayo.

5.42% fue la tasa de desocupación en México durante el mes de abril, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

710,063 nuevos empleos se han creado en la administración de Felipe Calderón, con seguridad social brindada a través del IMSS.

4.58 es la tasa de los Cetes a 28 días, según información del Banco de México, considerada como la tasa de referencia.

$12.90 por dólar fue el tipo de cambio al que cotizó la divisa en la víspera.

32.8% aumentaron las exportaciones de México durante el primer trimestre del año, impulsadas por la recuperación de Estados Unidos.

lflores@eleconomista.com.mx

Remesas