En el 2013 las remesas que envían los mexicanos, principalmente desde Estados Unidos, sumaron 21,597 millones de dólares, lo que representó una caída de 3.8% respecto del 2012, informó el Banco de México. En pesos significó 275,849 millones, una caída de hasta 6.6 por ciento derivado de una apreciación del tipo de cambio en 2013 respecto al 2012.

En diciembre dichos envíos ascendieron a 1,798 millones de dólares, 6.36% mayor a lo que se reportó en noviembre, representando con ello la mayor alza mensual desde septiembre pasado.

Bancomer informó que, en términos anuales, el resultado se debió a la baja de las remesas en los primeros siete meses del año. Precisó que en marzo y en mayo del 2013 se observaron las mayores caídas a tasa anual, con 15.2 y 13.2% en cada caso.

En tanto, en septiembre se registró el más importante crecimiento de ese año, con 8.1 por ciento. Otro factor que influyó en el envío de los llamados migradólares es que mejoró el empleo en Estados Unidos.

Bancomer refirió que los más recientes datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos indican que la tasa de desempleo ajustada estacionalmente de diciembre se ubicó en 6.7%, una cifra no observada desde el 2008. Con ello, estimó que es probable que el 2014 represente un buen año para las remesas.

MONARCA DE LAS REMESAS

Por entidades federativas, el reporte del banco central revela que Michoacán conservó el primer lugar como receptora de dichos flujos con 2,158.3 millones de dólares, es decir, cerca de 10% de las remesas nacionales en el 2013.

En segundo lugar se colocó Guanajuato, con 2,049.3 millones de dólares y en tercero, Jalisco, con remesas por un valor de 1,800.7 millones de dólares. También destacaron Estado de México, con 1,446 millones de dólares, y Puebla, con 1,393.8. Bancomer mencionó que se trata de los estados con fuerte tradición migratoria, sobre todo los tres primeros lugares.

Por crecimiento porcentual destacaron Tamaulipas, con un aumento de 20.5%; Baja California, con 16.7%, y Quintana Roo, con 6.5 por ciento.

Por el contrario, tuvieron caídas el Distrito Federal, con 26%; Tlaxcala, 10.2%, y Veracruz, con 9.5 por ciento.

Bancomer hizo ver que en términos generales el comportamiento de las remesas fue negativo en los estados del centro, occidente y sur del país, mientras que crecieron los envíos en los fronterizos del norte y en la península de Yucatán.

Se desaceleran ingresos por envíos de migrantes

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]