En septiembre, las remesas familiares hilaron ocho meses consecutivos en expansión a tasa anual de crecimiento, según el Banco de México (Banxico).

Esto al registrar un incremento de 4.8% en la medición a 12 meses, reportó el banco central. No obstante, resulta una expansión menos amplia que la registrada en julio y agosto, cuando alcanzaron tasas de crecimiento anual de 11.8 y 12.4 por ciento.

De acuerdo con las estadísticas de estos envíos, los recursos enviados por los mexicanos que trabajan en el exterior sumaron en septiembre 2,059 millones de dólares.

No obstante, resultado de la depreciación cambiaria, el crecimiento anual en pesos del flujo de remesas es de un robusto 25.9% , explica desde Nueva York, Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs.

Esto significa que al cambiar a pesos mexicanos los envíos de sus familiares en el exterior, en especial desde Estados Unidos, el ingreso se ha fortalecido, detalla.

De acuerdo con las estadísticas del Banco de México, el acumulado de las remesas en los primeros nueve meses del año suma 18,624 millones de dólares. Éste es el mayor flujo desde la crisis del 2009 y se encuentra 379 millones de dólares debajo del que registró el acumulado del 2008, previo a la crisis.

El número de operaciones para el envío de remesas sumó 80.53 millones de transacciones en octubre, con un crecimiento de 4.92% con respecto al mismo mes del 2014.

De acuerdo con Juan José Li Ng, la fuerte apreciación del dólar parece explicar la racha positiva de las remesas que se extiende a ocho meses consecutivos de crecimiento.

Bajío, receptor líder

De acuerdo con la información, la remesa promedio resultó de 294 dólares con un incremento de 1.06% a tasa anual.

Según los datos de Banxico, las transferencias electrónicas siguen siendo el principal medio de envíos, al realizar 99% de sus operaciones por esta vía, mientras el segundo tipo de entrega se realizó en efectivo y especie, lo que corresponde a 0.30% de las remesas registradas por el banco central.

En este mes, el Banco de México actualiza los datos de referencia y detalla que los principales receptores de remesas se encuentran en las entidades de Michoacán, Guanajuato, Jalisco, el Estado de México y Puebla. Sólo estas cinco entidades concentran 40% de los 18,624 millones de dólares que ingresaron al país vía remesas.

Detalles

En el segundo trimestre del año, el Distrito Federal ingresó 269 millones de dólares en remesas. De este saldo, es la delegación Miguel Hidalgo la que alcanzó el mayor registro de entradas, seguida por Iztapalapa y la Gustavo A. Madero.

Entre los 192 países de origen de los ingresos por remesas que identifica el Banco de México. Estados Unidos se mantiene como el principal.

California y Texas son los estados de la Unión Americana que registran el mayor flujo de remesas hacia las familias mexicanas.

México es el mayor receptor de remesas en América Latina.