A un día de que Donald Trump tome posesión como el nuevo presidente de Estados Unidos, el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, aseguró que se mantendrá el diálogo para fortalecer la relación de ambas naciones, las cuales se han visto beneficiadas con el Tratado de Libre de Comercio de América del Norte, del que también forma parte Canadá.

México y Estados Unidos tienen una relación que trasciende las administraciones, pues cuentan con factores económicos, comerciales, financieros y demográficos que benefician a ambas naciones. Si tomamos en cuenta los números y fundamentos de dicha relación, nos damos cuenta de que debemos seguir, a través del diálogo, impulsando prosperidad en ambos lados de la frontera , dijo al participar en la XXI Conferencia Latinoamericana organizada por el Grupo Financiero Santander.

Aseguró que la economía mexicana cuenta con fundamentos macroeconómicos sólidos para enfrentar los retos inmediatos que se deriven de un entorno complejo y volátil a nivel mundial, el cual está caracterizado por un bajo crecimiento económico y por diversos factores geopolíticos.

Comentó que México está preparado para continuar y fortalecer la relación económica con el nuevo gobierno de Estados Unidos en todos sus ámbitos y que, una vez que el país vecino comience a recuperar su estabilidad económica, México se verá beneficiado.

México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos; además, los mexicanos contribuyen con cerca de 8% del Producto Interno Bruto del país vecino y todos los días 1 millón de personas y 370,000 vehículos cruzan la frontera legalmente, expuso.

Podemos ver una incertidumbre alta en torno al peso mexicano, estamos viendo una incertidumbre alta en lo que son los Credit Default Swaps y esa incertidumbre muestra el hecho de que el mercado reconoce que tenemos desafíos pero que tenemos que trabajar para mostrar que podemos mejorar , destacó.

Meade expresó que el país tiene la tarea de seguir implementando las reformas estructurales, que en los últimos años le han dado un mayor impulso a la economía nacional y familiar. La reforma energética, educativa, laboral, financiera, de telecomunicaciones y anticorrupción, son elementos que le permiten a nuestro país ser una región atractiva para de inversiones .