En el 2015, México registró el mayor flujo anual de remesas desde el 2009, según información del Banco de México (Banxico).

Los ingresos acumulados en 12 meses sumaron 24,770 millones de dólares, un incremento anual de 4.8%; sin embargo, por el efecto cambiario, las familias mexicanas que reciben remesas percibieron una expansión anual de 25% en los recursos recibidos.

Analistas de Goldman Sachs (GS) y Scotiabank consideran que la solidez del empleo en Estados Unidos, en particular del sector constructor, así como del flujo migratorio positivo hacia ese país, favoreció los envíos de dinero durante el 2015.

Este flujo de remesas que ingresaron en el 2015 se mantiene debajo del pico alcanzado en el 2007, cuando los trabajadores mexicanos radicados en el exterior enviaron 26,058 millones de dólares a sus familias en México, también en 12 meses.

Envío mensual se recupera

Según las estadísticas del Banco de México, en diciembre se registró un repunte en el flujo mensual de envíos. Solo en el último mes del año pasado, ingresaron al país por concepto de remesas 2,188 millones de dólares.

La cifra contrasta con 1,894 millones recibidos por las familias mexicanas en noviembre, pero se mantiene lejos del pico de los envíos registrados por el banco central durante marzo, cuando ingresaron 2,254 millones de dólares.

Consumo, la esperanza

Desde la perspectiva del especialista de GS, Alberto Ramos, estos recursos fueron uno de los factores de impulso para el consumo privado el año pasado y continuarán siéndolo para el año que corre.

Las familias de bajos ingresos, que son las que en su mayoría reciben remesas, tienen una alta propensión a consumir , destaca.

En el reporte, Banxico actualiza los ingresos por entidad federativa. De acuerdo con los datos más recientes al cuarto trimestre, se mantienen Morelia, Guanajuato y Jalisco como los líderes receptores de remesas.

Sin embargo, la entidad donde se registró el mayor incremento en el flujo de remesas fue Chiapas, con 25% de expansión trimestral.

Giro promedio se fortalece

En el detalle de la información se puede ver que se realizaron 84.7 millones de operaciones en diciembre para hacer estos envíos, lo que permite estimar que el valor promedio de las remesas en el mes reportado fue de 292 dólares.

Este giro promedio captado por las familias mexicanas es el menor de los últimos meses. El pico de los envíos por unidad se registró también en marzo, donde la remesa promedio fue de 311 dólares.

Según la información, las transferencias electrónicas, siguen siendo el principal medio de envíos, al realizar 99% de sus operaciones por esta vía, mientras el segundo tipo de entrega se realizó en efectivo y especie, lo que corresponde a 0.30% de las remesas registradas por el banco central.

[email protected]