Madrid.- La reforma laboral del gobierno español de Mariano Rajoy cumple hoy un año de aprobarse con un saldo de 850 mil 500 puestos de trabajo destruidos y 691 mil 700 desempleados más, reportaron hoy las centrales sindicales.

Las organizaciones Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) hicieron un balance de los 12 meses después de que el Consejo de Ministros del gobierno español aprobó la reforma laboral, la que califican de "fracaso" y "desastre".

Los datos sobre desempleo y destrucción de puestos de trabajo son los de la Encuesta de Población Activa (EPA) y la diferencia entre ambos indicadores se debe a los ciudadanos (españoles y extranjeros) que salieron del país al perder su trabajo, como quienes se autoemplearon.

El aniversario de la reforma coincide con los datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, conocidos el pasado 4 de febrero, que indican que enero pasado cerró con cuatro millones 980 mil 778 desempleados.

Para el secretario general de la UGT, Cándido Méndez, "los datos demuestran de manera inequívoca que la reforma laboral ha sido un fracaso, pues no ha conseguido ninguno de los objetivos que el gobierno planteaba".

"Ni ha protegido el empleo, ni ha contribuido a la reducción de los despidos sino que, por el contrario, ha sido una herramienta al servicio del deterioro de la situación laboral y económica de nuestro país", dijo.

El secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, señaló que "la reforma laboral ha sido un desastre para las personas, los trabajadores y trabajadoras, y para la economía española y las posibilidades de salir de la crisis".

"La reforma laboral ha provocado en un año un aumento del desempleo, casi 700 mil personas desempleadas más, así como una baja de salarios que, a su vez, ha supuesto menos consumo y menos actividad económica; todo ello, supone que tardaremos más tiempo en salir de la crisis", dijo.

Sostuvo que en este año ha aumentado la conflictividad laboral porque ahora ya no es necesario el acuerdo con los agentes sociales cuando hay un expediente de regulación (para el despido de un determinado porcentaje de trabajadores de una empresa).

Por su parte, el secretario general del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó que la reforma laboral ha resultado "nefasta, con auténticos estragos en el mercado laboral, un año después".

"Es momento para decir, que la primera medida que tome un gobierno socialista al llegar a La Moncloa será derogar la reforma laboral", expresó en un mitin del Partido Socialista de Euskadi (PSE) en Bilbao, norte de España.

lgl