Si México tiene la intención de impulsar una reforma fiscal para encarar los retos que está generando Estados Unidos, podría revisar el gasto corriente, el de inversión y el tributario, sugirió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El gasto tributario es la renuncia voluntaria que ha hecho el Estado a la recaudación en forma de privilegios para ciertos sectores, de manera que podrían aprovechar para renovarlo a partir del reto que representa la nueva relación con Estados Unidos, considera Hugo Beteta, director de la sede subregional de la CEPAL para México y América Latina.

En el manejo de políticas contra cíclicas, los recortes se han dirigido a la inversión pública y no al gasto corriente. Y al hablar de dar respuestas en esta situación contrarrestar la reforma fiscal de Estados Unidos es importante desarrollar estrategias que aceleren la productividad , argumentó.

Entrevistado por El Economista, recomienda a México mantener la productividad de los trabajadores, empezando por promover la formalización. Una medida para lograrlo es el seguro del desempleo.

La ausencia de esta protección hace que se pierda la productividad, porque en los choques económicos, al perder sus empleos, los trabajadores suelen refugiarse en sectores informales. Así que es importante cambiar el enfoque de la política, para atraer a los trabajadores a la formalidad , sugirió.

Estrategia: formalidad

Propuso que se instrumenten políticas de empleo que incluyan entrenamiento en el manejo de tecnología, apoyos financieros al trabajador e incentivos al empleador que desarrolle innovaciones en ciencia y tecnologías.

Al facilitar el entrenamiento, los trabajadores podrían integrarse a sectores de más valor productivo y acceder a mejores condiciones laborales.

México debe impulsar una política de innovación productiva instrumentada por el Estado, mantener el enfoque contra cíclico de sus políticas fiscal y monetaria y abordar el tema de la informalidad, antes que arruinar sus finanzas públicas para contrarrestar las políticas de Estados Unidos , enfatizó.

Sobre revisar el marco tributario mexicano, consideró que la estrategia debería centrarse en maximizar su política fiscal, tanto de ingresos, como de gasto, para no engancharse en una guerra fiscal con Estados Unidos.

Aseveró: Debe evaluar a fondo su instrumental de política fiscal tanto de ingresos como de gasto , además de retomar una política contracíclica que suavice la volatilidad del crecimiento.

Reducir privilegios

Cuando usted habla de política contracíclica yo pienso en deuda...

No necesariamente. Se pueden reducir, por ejemplo, los privilegios fiscales. Si no se pueden subir impuestos y se debe mantener la inversión pública, podrían revisar la renuncia fiscal legal que tal vez ya pasó su ciclo.

Hoy se necesitan instrumentos renovados para incentivar la infraestructura.

¿El nivel de deuda de México limita su capacidad para aplicar una política contracíclica?

México tiene un índice de deuda bastante razonable. Y la deuda en sí misma no es mala, mientras su gestión sea ordenada, como parece que es el caso de México.

[email protected]