Los primeros efectos de la reforma hacendaria se reflejarán en la inflación de la primera quincena de enero, la cual se estima será de 0.69% y elevará la inflación general a 4.64%, de acuerdo con grupos financieros.

Anticiparon que entre los impuestos que impactarán los precios al consumidor en la primera mitad de este mes destacan la homologación del IVA en las fronteras de 11 a 16%, el impuesto especial a bebidas azucaradas y a la llamada comida "chatarra", así como los ajustes a los precios de las gasolinas y el diesel, entre otros.

Las instituciones financieras precisaron que los impactos de los impuestos aprobados por el Congreso estarían en parte compensados por el efecto de baja en los precios de algunos productos agrícolas, como el jitomate.

Así, con la inflación prevista para la primera quincena de enero de este año (0.69%), la tasa general anual repuntaría a 4.64%, desde 4.09% en la segunda quincena de diciembre y respecto a la de 3.97% al cierre de 2013.

Respecto al dato de la primera quincena de enero, a conocerse el próximo jueves, Banamex pronostica un inflación de 0.48%, con lo que la tasa anual se situaría en 4.09 por ciento.

Refiere que a partir de enero entraron en vigor nuevos impuestos aprobados en la Ley de Ingresos 2014, lo cual implica incrementos en los precios de las bebidas azucaradas, de energéticos, y en general en precios en la frontera norte con la homologación del IVA de 11 a 16 por ciento.

BBVA Bancomer estima una inflación quincenal de 0.55% y una tasa anual de 4.5%, contra cerca de 4% en diciembre del año pasado, lo que refleja el impacto sobre los precios de la reforma fiscal.

En su opinión, el sesgo alcista del impacto de los cambios impositivos podría compensarse con una ligera deflación de los precios agrícolas, ya que se anticipa una caída en estos productos durante la primera quincena del mes.

Santander calcula que durante la primera mitad de enero los precios al consumidor registraron un incremento de 0.72%, que llevaría a la tasa anual al nivel de 4.68% desde 4.09% en la segunda quincena de diciembre pasado.

Considera que en los primeros 15 días de enero se registraron buena parte de los efectos de los cambios en los impuestos aprobados por el Congreso el año pasado.

La institución financiera argumenta que estos impactos estarían parcialmente compensados por el efecto de baja en los precios de algunos productos agrícolas como el jitomate.

Banorte estima un incremento de 0.73% quincenal en la primera mitad de enero, y con ello la inflación anual se ubicará en 4.68% anual desde 3.97% al cierre de 2013.

Coincide en que la inflación durante este período empezará a resentir los efectos de la entrada en vigor de los cambios fiscales, que afectaron particularmente a las mercancías, así como a los precios de las gasolinas.

nlb