De todas las reformas que se requieren, la fiscal será un gran desafío para el nuevo gobierno, porque de lo contrario el déficit cero en finanzas públicas será una mera ilusión, coincidieron en afirmar especialistas de la CEPAL, el Banco Mundial, OCDE y el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) al hablar sobre el fortalecimiento de la hacienda pública para impulsar el crecimiento con equidad.

Establecieron que si bien el Pacto por México puede considerarse un pacto fiscal, faltaría que haya una reciprocidad entre pagar impuestos por una mejora en la eficiencia en el gasto. Durante el segundo día de trabajos del Foro México 2013, el director del CEESP, Luis Foncerrada, indicó que para empezar una reforma fiscal, podría iniciarse con la homologación del precio de la gasolina Premium al mismo nivel del que se vende en Estados Unidos y que se aplique un impuesto a las gasolinas de cinco pesos, ya que si bien la reciente medida para aumentar el desliz se aplaude, es insuficiente.

Foncerrada aseguró que al incrementar el desliz de la Premium, combustible que no forma parte de los procesos productivos, el impacto sobre la inflación sería nulo. Y un impuesto ecológico de cinco pesos a las gasolinas daría 400,000 millones de pesos adicionales, cantidad que representa más de dos terceras partes de lo que se recauda por el IVA.

CUENTO DE HADAS

Según Luis Foncerrada, la ausencia de una reforma fiscal implicará que el déficit cero que se anunció para este año sea sólo un cuento de hadas, una buena intención . Consideró que con el incremento de la deuda doméstica, las reservas internacionales son insuficientes y si se quiere bajar la tasa de interés no hay mucho margen.

Además, argumentó, mientras no se tenga una reforma fiscal se utilizarán los ingresos del petróleo para pagar el gasto corriente, lo que equivale a usar una ventana de la casa para cambiarla por pan . Por eso, para el director del Centro de Política de la OCDE, Pascal Saint-Amans, de todas las reformas, la fiscal será un enorme reto para el nuevo gobierno.

CONCLUSIONES

Es momento de México, coinciden organismos internacionales

El Banco Mundial, la OCDE, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Cepal coincidieron en que es el momento de México y le tendieron la mano para aprovecharlo, pero también concordaron en que para ello son necesarias otras reformas estructurales, como la fiscal y la energética. Los líderes de estos organismos se mostraron entusiasmados con el ambiente de consenso que priva en la mayoría de los sectores del país para aprobar las reformas necesarias.

Hasan Tuluy, vicepresidente regional para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, dijo: Es el momento de México, hay confianza interna y externa que permita encarar las reformas imprescindibles . Añadió que México puede contar con el apoyo del BM en áreas en las que pueda ofrecer su contribución. Será necesario dar seguimiento a la convergencia surgida en ejes clave como el aumento de la productividad, mejora en la calidad de la educación, una reforma fiscal ambiciosa, una reforma energética, un Estado más eficiente, mayor inclusión social y responsabilidad ambiental .

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, destacó que el desafío es dar el salto histórico, aunque reconoció que no es una tarea fácil. José Angel Gurría, secretario general de la OCDE, mencionó que por primera vez se presenta en México un conjunto de condiciones que además hacen deseables las reformas.