La reciente reforma fiscal realizada por el gobierno de Estados Unidos generará un impulso en el crecimiento económico en el corto plazo, pero no está claro que pueda ser sostenible en el tiempo, dijo el presidente de la Reserva Federal (Fed) en Minneapolis, Neel Kashkari.

"Sabemos que si bajas los impuestos debería haber un impulso en el crecimiento económico en el corto plazo", dijo Kashkari en un acto en Minneapolis, Minnesota. "La duda es cuando termine ese corto plazo, ¿llevará realmente a un crecimiento económico mayor y sostenido? Eso no está claro ahora mismo".

El paquete de rebajas tributarias que aprobó el gobierno de Donald Trump por valor de 1.5 billones de dólares, sumado a un aumento del gasto público, están alentando a la economía estadounidense, según muchos expertos.

La previsión mediana de las autoridades de la Fed presentada en su última reunión de política de la semana pasada prevé un repunte en el crecimiento económico este año a 2.8 por ciento.

No obstante, esta estimación cae luego a 2% en el 2020, cerca de donde la mayoría de responsables de política considera que es el potencial de crecimiento de Estados Unidos en el largo plazo.

Kashkari afirmó que tiene que escuchar aún por parte de los empresarios que están gastando más. "Estoy preguntando a los negocios '¿están invirtiendo más realmente?' Y hasta ahora la respuesta que he escuchado es que 'estamos esperando a ver'”, comentó.

Este año Kashkari no tiene voto en la política monetaria. Es considerado uno de los miembros más cautos del banco central por su visión de que las tasas de interés ya están cerca de la denominada tasa neutral, el nivel en el que no impulsa ni contrae la economía.