La frontera mexicana recibe el 2014 con una cascada de aumentos en los productos, especialmente por el IVA homologado que sube del 11 al 16% como parte de la reforma hacendaria.

Los incrementos resaltan un viejo fenómeno conocido en la zona fronteriza: el diferencial de precios entre comercios estadounidenses y mexicanos a favor de los vecinos del norte.

Para los mexicanos que cuentan con visa para cruzar, resultara más conveniente comprar ciertos productos en expendios estadounidenses, incluyendo la gasolina que amaneció más cara en México que en el sur de California.

Los productos que por el IVA homologado, el IEPS y la eliminación de la exención del IVA que son más baratos hoy son, por ejemplo:

Comida para mascotas: misma marca y tamaño en México cuesta 520 pesos contra los 230 pesos de Estados Unidos, tomando en cuenta un tipo de cambio de 13 pesos.

Galletas y panecillos endulzados: presentación de dos pastelillos, 10 pesos en Estados Unidos contra 14 en México.

Litro y medio de agua saborizada: 12 pesos en México contra 9 pesos en San Diego.

Refresco de cola: presentación de dos litros, 20.90 pesos en Tijuana frente a 16 pesos en San Diego, incluyendo el impuesto de reciclaje.

Bolsa de frituras: 41 pesos en México contra 29 pesos en Estados Unidos.

Litro de jugo natural con azúcar: 23 pesos en Tijuana contra 14 pesos en Estados Unidos.

ESTADOS UNIDOS SE FROTA LAS MANOS

Reynaldo López, gerente de tienda departamental en San Diego, sostuvo que esperan un aumento significativo de residentes de Tijuana para estos productos, por lo que han preparado los letreros en español con promociones, pero no sólo para la compra de los artículos recién gravados en México, sino para los que tradicionalmente han sido más baratos y que hoy, con el 5 % más del IVA homologado, serán buscados con mayor insistencia, por ejemplo:

Pañales desechables: 80 unidades misma marca, 85 pesos menos en San Diego.

Limpiador de pisos con olor a pino: 5 pesos menos por litro en Estados Unidos.

Una licuadora misma marca y especificaciones: 50 pesos más cara en Tijuana.

Televisión LED mismo tamaño y marca: 2,200 pesos más barata.

Laptop: 2,600 pesos más cara en Tijuana.

El cajero de una tienda de comestibles de San Diego, de origen filipino, Marcos León, dijo que los mexicanos siempre han comprado otros productos que ahora, seguramente se venderán mas, ya que han sido más baratos, por ello en las sucursales cercanas a la frontera multiplican la existencia en piso, como ejemplo:

Leche: galón en cualquiera de las variedades, 60 % más barata.

Huevo: 18 unidades cuestan 26 pesos en San Diego contra los 29 pesos de 12 en Tijuana.

Pollo: 55% más barato, crudo o rostizado.

En el renglón de la gasolina, también hay una pérdida de competencia desde el primer día de este 2014, ya que en tiendas de membresía de Chula Vista, California, se consiguen litros de hasta 11.77 contra los 12.32 que cuesta en México, al precio se la agrega la tradicional desconfianza del consumidor sobre la honestidad de los expendios mexicanos.

El vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas, José Luis Contreras, advirtió la enorme fuga de consumidores con visa hacia Estados Unidos, y para el residente fronterizo sin visa, se espera el crecimiento de la economía informal como fuente de productos a más bajo costo.

Un estudio reciente del organismo revelo el crecimiento de mercados sobre ruedas en las colonias de Tijuana en proporciones que superaron el 2012 más de un 30% las cifras vistas en años anteriores.

Es normal, la gente tiene que comprar más barato, y ahí hay cosas más baratas. Muchas de ellas, son saldos de tiendas de Estados Unidos, otras hay que decirlo, son cosas robadas, pero ahí están, ahí estarán y ese comercio crecerá .

VENTAS ESPECIALES PARA MEXICANOS EN SAN DIEGO

Se calcula que el potencial del consumo mexicano en California es de 6,000 millones de dólares al año, según cifras de la cámara de comercio de San Diego.

En una gasolinera de la cadena Shell a sólo 2 kilómetros de Tijuana, Edgar Martínez, el encargado, afirmó que en una semana otorgarán tarjetas de puntos para el consumo de gasolina especialmente hechas para el consumidor mexicano, incluso habrá encargados de tienda por la noche capaces de hablar español, ya que esperan compradores mexicanos cruzando muy tarde a llenar sus tanques para evitar las largas filas.

El mismo encargado hizo otra revelación importante: para la próxima semana esperamos que nos den el permiso de vender otros productos como insecticidas y limpiadores, en México cuestan ya el doble que aquí y quieren venderle más a los paisanos .

Por lo pronto en las tiendas departamentales de Tijuana hay personal aplicando el reetiquetado a los productos que a partir de hoy sufrieron modificaciones, sobre todo la nueva tasa del IVA.

De esta forma, queda claro el panorama que se esperaba con la Reforma Hacendaria y el IVA homologado: fuga de consumidores a Estados Unidos y comercios de ese país, preparados para captar los dólares.

nlb