El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que una reforma financiera que promueve el gobierno no logrará satisfacer a todos, pero que el Congreso debe aprobarla para reparar los problemas que causó la crisis global.

Geithner, en comentarios en un discurso en la ciudad de Milwaukee, instó a los estadounidenses a no dejar que el debate sobre la reforma se discuta entre los cabilderos que defienden a las compañías financieras.

"Estas reformas no van a satisfacer a todo el mundo. Ellas no resolverán todos nuestros problemas. Pero repararán lo que causó esta crisis, y harán que crisis futuras sean menos probables y menos dañinas", dijo en un evento en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Una copia del discurso fue difundida en Washington.

Un día después que los republicanos en el Senado estadounidense bloquearon una medida para comenzar el debate formal sobre el proyecto de reforma, Geithner dijo : "ahora necesitamos que Washington actúe. No dejen el debate para los bancos y sus protectores".

Geithner, quien viajó a Milwaukee junto al vicepresidente Joe Biden para buscar apoyo público a la medida de reforma, dijo que el proyecto tenía como objetivo respaldar "la empresa de Estados Unidos".

El secretario del Tesoro sostuvo que la reforma protegerá a los consumidores e inversionistas del fraude y abuso, al tiempo que ayudará a asegurar una fuente estable de crédito y capital para las compañías y gobiernos locales.

"Esto es para proteger al contribuyente estadounidense de tener que cargar con los errores de Wall Street", dijo Geithner. "Esto es para asegurar que cuando los bancos cometan errores, asuman responsabilidad por esos errores y que esos errores no perjudiquen al inocente y la responsabilidad", agregó.

Geithner dijo también que debido a las fuertes medidas de estímulos fiscales puestas en práctica por el gobierno del presidente Barack Obama el año pasado, las empresas comienzan a contratar nuevamente a los trabajadores y las exportaciones están creciendo.

"Los precios de las casas están subiendo, no bajando", dijo, agregando que "estamos saliendo más fuertes y más rápido de lo que muchos de nosotros pensábamos que era posible".

RDS