Roma.- Los proyectos de reforma y de regulación del sector financiero mundial lanzados después del estallido de la crisis en 2008 "han perdido impulso", estimó el jueves en Roma el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

" A veces estoy un poco preocupado por la pérdida de impulso" en la reforma del ámbito financiero frente a la "enorme" tarea que nos espera, declaró Strauss-Kahn durante una conferencia internacional sobre inversiones a largo plazo.

Según él, antes "los dirigentes estaban muy decididos a hacer algo en el sector financiero pero ahora que la crisis se termina, la mayoría de ellos está sobre todo preocupada por asuntos internos".

" Sería injusto decir que el impulso (reformista, ndlr) desapareció, pero ya no veo presiones tan fuertes e importantes como hace algunos meses", estimó Strauss-Kahn.

Los gobiernos europeos y el estadounidense esbozaron una serie de proyectos para regular mejor el sistema bancario tras el desmoronamiento del banco de inversiones norteamericano Lehman Brothers, que marcó el comienzo de la crisis financiera mundial en septiembre de 2008.

Según él, los Estados cuyos sistemas financieros se han visto afectados por la crisis, en particular Estados Unidos y Europa, "quieren realmente hacer algo" pero aquellos que "no han tenido grandes problemas como Canadá y algunos países emergentes estiman que no es necesario adoptar reformas importantes".

apr