Economía

Lectura 1:00 min

Reforma financiera de EU en “stand by”

Avatar de El Economista

Por El Economista

Los senadores demócratas pospusieron hasta mediados de julio la aprobación de una reforma al sistema financiero , en un intento por ganar el apoyo de algunos republicanos moderados.

Los senadores demócratas pospusieron el miércoles hasta mediados de julio la aprobación de una reforma al sistema financiero estadounidense, en un intento por ganar el apoyo de algunos republicanos moderados.

La muerte del senador demócrata Robert Byrd, y la resistencia entre los aliados republicanos, ha puesto obstáculos en el proceso de conseguir los votos necesarios en el Senado.

Esos obstáculos arruinaron el plan inicial de los demócratas de que la norma estuviera lista para que el presidente Barack Obama la promulgara en el feriado por el Día de la Independencia, el 4 de julio.

. Los planes para dar el jueves un homenaje de cuerpo presente a Byrd en la Cámara de Senadores presentaron un nuevo obstáculo para avanzar antes del fin de semana.

Muchos legisladores seguramente dejarán Washington el viernes para el funeral de Byrd en su estado natal de Virginia Occidental.

Pero los demócratas del Senado parecían cerca de lograr el respaldo republicano necesario, después de acordar el martes eliminar un controvertido impuesto de 17.900 millones de dólares sobre las grandes instituciones financieras, para cubrir los costos del proyecto.

El miércoles,

La demora en el Senado significa varias semanas más de incertidumbre para la industria financiera, la cual está preparándose para regulaciones más estrictas, una estrecha supervisión y una reducción de las ganancias.

Sin embargo, los analistas dicen que es una cuestión de cuándo, no si se producirá, la más exhaustiva actualización de las reglas de Wall Street desde la década de 1930.

"Creemos que la aprobación final aún es segura, pero los plazos siguen siendo un signo de interrogación", dijo el analista de FBR Capital Markets Edward Mills wrote, en una nota de investigación.

es una prioridad para Obama y le daría al mandatario y a sus pares demócratas una gran victoria legislativa antes de las elecciones de noviembre.

El proyecto forzaría a los bancos a reducir, pero no interrumpir, las inversiones riesgosas, establecer un nuevo proceso gubernamental para liquidar a las firmas financieras en problemas y crear una nueva oficina de protección a los consumidores.

La iniciativa también impondría una serie de nuevas regulaciones sobre las firmas financieras que reduciría sus ganancias.

RDS

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.