Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales y con ello se perfila una reestructura gubernamental para atender, según estimaciones de la industria, la mayor demanda de vivienda de toda la historia de México.

De acuerdo con lo dicho por Román Meyer Falcón, quien sería el próximo titular de la Secretaría de Desarrollo, Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la siguiente administración pretende realizar alrededor de 6 millones de acciones de vivienda, la mayoría enfocada a la autoconstrucción y mejoramiento.

Pero para realizar esto, el equipo de Meyer Falcón planea fusionar varios programas “que se encuentran dispersos” en el Presupuesto de Egresos de la Federación y que a veces tienen la misma función e incluso se encuentran afuera del Ramo 15, que es el que corresponde a los recursos asignados a la Sedatu.

“Estamos agrupando un gran programa nacional, el objetivo es realizar 1 millón de acciones al año, bajo el programa federal de vivienda”, explicó a este medio Meyer Falcón.

Reestructura de Fonhapo

Otro de los cambios que podría haber, según Meyer Falcón, es una reestructura del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), que es el esquema del gobierno federal para otorgar subsidios a personas en situación de pobreza, ya sea para adquisición, mejoramiento o ampliación de sus viviendas.

Para Meyer Falcón, se tiene que realizar un análisis de este Fondo, el cual en la actualidad es dirigido por Ángel Islava Tamayo, pues muchas de sus acciones son parecidas a las que se realizan con el esquema de subsidios operado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

“Estamos evaluando cómo reestructurar o no Fonhapo, que tiene acciones similares con la Conavi, estamos viendo cómo vamos a atender las acciones de Fonhapo, que está disminuido, el Fondo sigue vivo por suerte, vamos a evaluar qué hacemos por Fonhapo, si vale la pena reforzarlo o sumar atribuciones a la Conavi”, detalló Meyer Falcón.

Transparencia en Sedatu

Respecto a la secretaría que encabezará, la Sedatu, Meyer Falcón ha dicho que también ya se han detectados los cambios que se tienen que dar en dicha dependencia, con la finalidad de tener mayor transparencia en ella.

“Llegaremos a reestructurar la Sedatu para que cumpla su función (de ordenamiento territorial y urbano), ya tenemos detectadas qué modificaciones hacer, dónde están sus problemas; la función de la dependencia ha sido noble, importante, pero ha caído en manos de personas que han destrozado a esa secretaría y que le han dado mal nombre”, dijo.

De acuerdo con el plan de ordenamiento urbano y territorial de la siguiente administración, de nombre Amlópolis, se estima que el próximo gobierno federal realice alrededor de 6 millones de acciones de vivienda, de las cuales 4 millones 250,000 serían para mejoramiento, ampliación y reubicación, mientras que 1 millón 750,000 para la adquisición de vivienda nueva.

Revisión de PCU

Meyer Falcón reconoció que la política nacional de vivienda del gobierno actual ha servido para establecer las bases para un ordenamiento territorial y urbano; sin embargo, hay cuestiones que deben ser revisadas, como los Perímetros de Contención Urbana (PCU), pues algunos no corresponden a la realidad actual.

El arquitecto de profesión de 34 años de edad indicó que su equipo, conformado por alrededor de 70 expertos, podría tener la nueva política de vivienda meses después de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como presidente, en diciembre próximo.

“No creemos que vayamos a tener los planes de vivienda un año después de diciembre, los tendremos mucho antes (durante la transición) la idea es conformar una agenda en común, con diferentes gremios y crear una política nacional de vivienda”, acotó.