Una reestructuración de la deuda griega sería una "receta para una catástrofe" dijo el miércoles Jurgen Stark, miembro del consejo de administración del Banco central europeo (BCE) en una conferencia organizada en Lagonissi, cerca de Atenas.

"Es una ilusión creer que una reestructuración o devaluación ayudaría a resolver los problemas" de Grecia, afirmó el banquero en la conferencia organizada por la revista The Economist.

"Grecia sólo tiene la vía de proseguir la consolidación presupuestaria (...) una reestructuración es una receta para una catástrofe, que acabaría con todos los bancos griegos", insistió Stark.

Este responsable se expresó en momentos en que no se descarta la idea de una forma de reescalonamiento de la deuda griega, tal como afirmara el lunes el jefe de fila de los ministros de finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker.

Stark admitió sin embargo que su opinión no era compartida por "todos los actores del mercado", y que "el asunto de la reestructuración parte de Londres y de Nueva York".

RDS